Familia agrícola en crisis

¿Por qué será que grupos de la actividad nacional: gremios, asociaciones, sindicatos y otras instituciones con fines comunes –por las siglas una verdadera sopa de letras– en lugar de buscar la unidad para fortalecerse, dirigen sus acciones con actitud dispersa y debilitada?
Enlace copiado
Familia agrícola en crisis

Familia agrícola en crisis

Familia agrícola en crisis

Familia agrícola en crisis

Enlace copiado
Muchos se preguntan, como ejemplo, por qué existen varios sindicatos en una misma entidad pública. Actuar en forma conjunta, emblemática y laboral evitaría la dispersión de esfuerzos.

La producción agrícola atraviesa una etapa difícil, por lo cual es imprescindible que actúe de manera conjunta y no fragmentada. Manejar bien los suelos y garantizar la provisión alimentaria deben constituir una finalidad prioritaria y sostenible. Actuar en consenso asegura la supervivencia. Los cultivos mantienen una lucha constante contra los caprichos de la naturaleza y la afectación global. El aporte humano es cada vez más limitado; el campesino destina sus esfuerzos a labores convenientes, menos riesgosas por el auge de la delincuencia o se traslada a las ciudades, sumándose a los desempleados que con dificultad subsisten. Para revertir esto, tienen que planificarse mejor los programas rurales e incorporarles incentivos, porque los fondos de la nación están en desbalance fiscal, en una crisis que urge de responsabilidad para atender el agro. Y, por ende, mantener estable la canasta básica. Sin olvidar incluir la protección de los recursos naturales, tal como la función del Programa Ambiental de El Salvador (PAES).

Productos agrícolas tradicionales han ido en declive: el café, el azúcar, el algodón, ya no generan la prosperidad de años atrás. Y granos, como el frijol y el maíz, tienen que importarse, a veces, para cubrir la demanda local. Algunos piensan en el resurgimiento del Instituto Regulador de Abastecimientos (IRA), el cual nació en 1973 como una dependencia de la Oficina de Mejoramiento de Comunidades Marginales (OMCOM), con la intención de hacer más accesibles los productos de primera necesidad (leche, frijol, arroz, maíz, etcétera). Lamentablemente, este no produjo los resultados esperados y fue objeto de señalamientos hasta su cierre. Además, segundas partes no han dado buenos resultados.

Baja producción de café se ha mantenido en tres cosechas consecutivas, con rezago en Centroamérica. El ataque de la roya, factores ambientales, dificultad de los productores para obtener créditos –urgen de refinanciamiento– e irregularidad de los precios internacionales han contribuido a ese retroceso.

Para atenuar esto, los analistas recomiendan el cultivo de especialidades, aprovechar su certificación de calidad y renovar plantaciones.

El rubro del azúcar también ha tenido bajas en las cosechas. Sus ingenios trabajan en la producción, con una diversidad de grupos representativos. La Asociación Azucarera de El Salvador (AAES) asegura una disminución en sus exportaciones. Compradores tradicionales son la Unión Europea, Estados Unidos y países asiáticos. El Consejo de la Industria Azucarera (CONSAA) ha recibido peticiones del gremio, de impulsar reformas, mejorar precios y regular la producción. Esta entidad estima que 60,781.76 manzanas permanecen activas; asimismo, que el consumo local tiene prioridad y garantía.

La producción algodonera, la cual ocupó en una época el segundo lugar de las exportaciones agropecuarias, prácticamente ha desaparecido, debido a infestaciones, como la del picudo y gusano medidor, el inadecuado uso de plaguicidas, la competencia de los tejidos sintéticos. La Cámara de la Industria Textil y Confección informa de avances en sus exportaciones y nuevos mercados.

Los rubros del café y el azúcar, con similar visión, deben fortalecer sus intereses y en bloque gestionar la cooperación y asesoría de los organismos: Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA; Programa Mundial de Alimentos, PMA y la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.

En síntesis, crezcamos en solidaridad y creceremos en cosechas.

Tags:

  • gremios
  • unidad
  • confrontacion
  • consenso

Lee también

Comentarios

Newsletter