Lo más visto

Más de Opinión

Familia: buena noticia para el mundo

En momentos difíciles ayuda mucho contar nuestras bendiciones.
Enlace copiado
Familia: buena noticia para el mundo

Familia: buena noticia para el mundo

Enlace copiado
<p>[email protected]&nbsp;</p><p>A pesar de las dificultades, la familia es el ámbito donde hombres y mujeres se forman y donde los hijos descubren la misión que Dios les ha confiado realizar. La familia es la estructura social más antigua de la humanidad. En nuestro país y globalmente, en medio de una diversidad cultural, podemos afirmar el valor y la importancia de la institución familiar. En el corazón de cada pueblo y su historia la familia ha sido también la “escuela de humanismo e iglesia doméstica”.</p><p>Pero las exigencias de la vida cotidiana imponen una considerable carga sobre los padres. Es preocupante ver la familia, por muy flexible que ella sea, tan sobrecargada de trabajo, abrumada por preocupaciones económicas, y a causa de las migraciones frecuente hacia EUA, sin el apoyo de sus parientes y de la comunidad. El desempleo y la inestabilidad laboral conducen a la inseguridad y constituyen una dura carga para la vida familiar. La actual economía, sus crisis y sus fluctuaciones, frecuentemente tienen un impacto en el empleo y la capacidad adquisitiva. Entre tanto, más y más familias se convierten en víctimas de la pobreza que aquella provoca. (CELAM) </p><p>Sin embargo, dificultades, agotamiento, conflictos y preocupaciones cotidianas son parte de la vida de todas las familias. Los papás y mamás de hoy (a pesar de sus propios problemas, sufrimientos, imperfecciones y debilidades), por lo general escogen la bondad y no la agresión, la ternura y no la violencia, el perdón y no la amargura, ellos proclaman la victoria del amor, la victoria del amor de Jesús, volviéndose testigos de Él.</p><p> En esto consiste el misterio de la vida de familia: seres humanos que transforman el mundo viviendo la vida de Cristo, una plenitud de vida que realiza las más profundas esperanzas de la persona humana. Esto no es solo un desafío y una aventura, esto es una “Buena Noticia”. (CELAM) </p><p>La familia es además “Santuario de la Vida” al acoger a hijos e hijas como un regalo y no como un derecho. De otra manera, se puede entonces confundir a la niñez como posiciones sobre las que podemos disponer, despojándoles de su real autonomía. En cambio, cuando se ve a la prole como un regalo, en el cual se ha tomado parte en su procreación, la actitud no puede ser otra que la del respeto incondicional hacia los niños y las niñas. Solo así los padres, mediante su palabra educadora y sus gestos cotidianos de bondad, ternura y perdón, cultivan en sus vástagos la auténtica libertad de los hijos y las hijas de Dios, de tal manera que ellos crecen en el respeto hacia los demás, el sentido de justicia, la apertura de corazón, el diálogo y el servicio generoso, que promueve la justicia, la paz y la solidaridad.</p><p> “Aun cuando la familia esté herida o debilitada a causa de alguno de sus miembros, la familia sigue siendo (tanto para los hijos como para sus padres) el primer lugar donde pueden encontrar acogida, renovación, seguridad emocional y amor. Y esto puede permanecer si la familia está rodeada y apoyada por los parientes más cercanos y por otras familias sanas que sean conscientes de la necesidad de ser solidarias unas con otras.”</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios