Lo más visto

¡Felicidades a la Comunidad Sorda Salvadoreña!

Han pasado ya 24 años desde que orienté mis escritos, charlas y conferencias al tema de los derechos humanos de las personas con discapacidad y por supuesto a la Cultura, Identidad y organización de las Personas Sordas y quienes conformamos la Comunidad Sorda de El Salvador.

Enlace copiado
Enlace copiado

Cuando veo nuestro camino recorrido, siento que siempre es posible hacer mucho más por nuestra gente y precisamente eso es lo que me motiva, a vivir y perseverar en esta lucha y la sensibilización desde LA PRENSA GRÁFICA, en Fundación Manos Mágicas y en mis redes sociales.

¡Gracias a Dios hemos logrado visibilizar a la población sorda! Dando a conocer el último domingo de septiembre como el Día Internacional de las Personas Sordas y la última semana de septiembre en nuestro país como la semana de las personas Sordas, con diferentes actos para unificar criterios y conocer a quienes dirigen las diferentes organizaciones que luchan por sus derechos.

Hoy, quiero hablarles de seis necesidades importantes. La primera es tener un censo de la población con discapacidad y específicamente de las Personas Sordas. Solo así podrán realizarse proyectos más efectivos, en inclusión educativa y laboral y en el respeto a los derechos civiles de la Comunidad Sorda. La segunda necesidad es desarrollar la Lengua de Señas Salvadoreña de forma plena, registrar las propuestas y llegar a un consenso de los diferentes grupos de personas Sordas profesionales y técnicas, a fin de registrar las señas que han creado y usado en sus carreras las Personas Sordas graduadas y que han permitido desarrollar su conocimiento. Crear el material necesario para aprender la Lengua de Señas Salvadoreña en niveles Básico, Intermedio y Avanzado, clasificándolo por materias y carreras universitarias bajo la dirección de las personas profesionales Sordas. La tercera necesidad es la formación y acreditación de intérpretes en el nivel de educación superior y educación media y bachillerato.

Todas las personas que aprenden Lengua de Señas Salvadoreña deben ser evaluadas por un comité conformado por Personas Sordas profesionales graduadas en Ciencias de la Educación y ser o no acreditadas para trabajar como intérpretes en diferentes materias y espacios. Es urgente hacer notar la necesidad de que todas las Personas Sordas profesionales deben ser contratadas para esta gestión.

La cuarta necesidad es regular el comportamiento y la ética de las personas que ejercen el oficio de la interpretación en Lengua de Señas, y que se establezca mediante un Acuerdo Ejecutivo que solo las Personas Sordas y sus familiares intérpretes –la Comunidad Sorda– están habilitados para capacitar en el tema de la Cultura Sorda y Lengua de Señas, pues no es justo ni ético que las personas que aprenden Lengua de Señas y no pertenecen a la Comunidad Sorda trabajen y obtengan beneficios económicos dando clases de lengua de señas y hablando de una cultura que no es propia.

Las personas intérpretes son valiosas para la Comunidad Sorda, pues son los traductores que ayudan en el momento de establecer una comunicación con personas que no saben Lengua de Señas, pero no deben capacitar en esa Lengua pues quitan el poco espacio laboral que tienen las Personas Sordas. La quinta necesidad es lograr que exista accesibilidad en los medios de comunicación y entretenimiento, me refiero a subtítulos y recuadro con intérpretes acreditados, en un cuarto de pantalla por lo menos en cadenas nacionales, emergencias, noticieros y programas nacionales. Y para finalizar, la sexta necesidad es mejorar la educación de las Personas Sordas, enseñarles Lenguaje y Literatura, y todas las materias con igualdad de contenido que los oyentes.

Lee también

Comentarios