Lo más visto

Más de Opinión

Figueroa y Cáceres, ¿testigos de cargo?

Enlace copiado
Rafael Castellanos

Rafael Castellanos

Enlace copiado

El apresamiento de dos de los hombres más importantes de los gobiernos de Saca y de Funes, que saquearon escandalosamente el erario público, en que ambos exmandatarios, especialmente Saca, corrompieron a la sociedad tanto política como al resto del país diría yo, y en el caso de Funes, actuó de una manera sin rubor enseñando el dinero y los lujos mal habidos. Tener ante la justicia a dos de los más cercanos colaboradores en esos gobiernos y de quienes cabe pensar que "saben todo" y posiblemente tienen pruebas es un bombazo. Aunque mediáticamente se le ha dado cobertura, los reportajes no han buscado el lado sustancial, solo reportan lo que se ve en la superficie.

René Figueroa fue considerado por muchos el cerebro financiero del grupo Saca, parte del grupo íntimo que asaltó el poder con intención de enriquecerse a costillas del Estado. Cuando Saca y su grupo cayeron siempre se dijo que faltaba uno, que cómo era posible que René Figueroa que sin duda sabía mucho y fue posiblemente cómplice según todas las fuentes, cómo era posible que su nombre ni siquiera se mencionara.

Entre la gente sensata la idea era que sería un testigo criteriado, que aportaría pruebas contra la mafia de Saca y por eso no se le había tocado. El rumor parece confirmarse, Figueroa se presenta plácidamente a la Fiscalía, se entrega por cargos pequeños relacionados con el ministerio que manejó y no vinculados con el esquema de corrupción y saqueo de Saca, suavemente le dan arresto domiciliario y una multa de $50,000.00, pequeña para las ligas en que militó, su señora queda en libertad. ¿Suave, no?

Evidentemente es criteriado por el trato recibido, falta ver qué pruebas aporta y si en efecto lo que tiene, diga y muestre es útil para condenar a Saca y su grupo por cosas que aún no han salido en la verdadera magnitud de lo que saqueó. Atentos, ciudadanos.

Francisco Cáceres fue secretario privado de Funes, por sus manos tiene que haber pasado una cantidad enorme de información, difícil que quedara algo fuera de su radar. A menos que se lo ocultaran a propósito.

Informantes de la Fiscalía del tiempo de Douglas Meléndez compartieron que en su momento Cáceres se había ofrecido como testigo criteriado con la cantidad de información apetitosa y enorme que debe tener en su poder, sin embargo por razones desconocidas y difíciles de entender se dice que el fiscal Meléndez no lo quiso traer, otro de los muchos temas polémicos ven las acciones de ese fiscal tan mediático y controversial.

Poca duda de que Francisco Cáceres tiene información para comprometer al expresidente fugitivo y a muchos de sus compinches que no han salido a relucir pero que tuvieron que ver con los desvíos de fondos, tanto por las acciones fuera del gobierno como inversiones, bienes raíces, mejora del estilo de vida y mucho más allá de lo que sus ingresos emitían, algunos de ellos a los que el mismo gobierno de Sánchez Cerén los protegió dándoles fuero, inventándose un nuevo ministerio o llevándolos a una autónoma. En estricto cumplimento de la ley el fuero no está hecho para proteger a personas de delitos comunes sino exclusivamente para hechos relacionados con el ejercicio de su cargo con el que pueden ser demandados por terceros.

La llegada de Francisco Cáceres como un posible testigo criteriado despierta muchas expectativas de que se conocerá más sobre la corrupción del gobierno de Funes mismo y otros funcionarios.

Quedamos alerta entonces del aporte de estos ¿testigos de cargo?

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines