Lo más visto

Más de Opinión

Filtros para los candidatos y monitoreo para la elección de la CSJ

Enlace copiado
Javier Castro De León / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Javier Castro De León / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Están transcurriendo las primeras etapas del proceso de elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el que las instituciones encargadas elegirán a cinco magistrados de la CSJ, cuatro de los cuales integrarán la Sala de lo Constitucional. En un proceso tan crucial es fundamental que la transparencia sea un eje transversal, y que existan filtros sobre los aspirantes a los cargos y un monitoreo activo del proceso por parte de la ciudadanía.

El mandato de que existan filtros en el proceso se origina, en gran medida, en la jurisprudencia constitucional en materia de elección de funcionarios de segundo grado, y la necesidad de estos para lograr la idoneidad de los magistrados se ha demostrado en numerosos estudios. ¿Pero de qué filtros estamos hablando? De cualquier mecanismo permitido en el derecho que facilite, por un lado, identificar a los candidatos idóneos y por el otro, a aquellos que no reúnen los requisitos constitucionales ni el perfil para el cargo, con el fin de elegir a los más capaces, honestos y cuya elección no tenga riesgo de ser impugnada por inconstitucional, tal como ya ha sucedido.

Es primordial que dichos filtros existan en todas las etapas del proceso. Primero, en la etapa de preselección, tanto para la elección que organiza la FEDAES en la que votan los abogados para elegir a 15 candidatos, como en la etapa de selección que realiza el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) para seleccionar los otros 15; luego, en la etapa final a cargo de la Asamblea Legislativa.

Para la etapa de la FEDAES, en lo que corresponde a las asociaciones de abogados, solo se conoció el mecanismo del Centro de Estudios Jurídicos, quien creó un protocolo de elección de sus candidatos con requisitos y filtros bien definidos. El Reglamento de la elección de la FEDAES también contiene filtros al incluir algunas exigencias que deben reunir las asociaciones, así como ciertos requisitos que deben cumplir los candidatos; sin embargo, es preocupante que quienes quieren ignorar los parámetros constitucionales que deben respetarse, principalmente el de la independencia partidaria, pretenden debilitarlos, pues aparentemente les resultan bastante incómodos. Para la etapa del CNJ el filtro que se ha creado es el Manual de Selección de Magistrados de la CSJ, el cual constituye un buen instrumento que, si es objetivamente aplicado, daría buenos resultados. En la etapa de la Asamblea Legislativa lo que se necesita es reformar su Reglamento Interior para incluir los filtros que aseguren que se cumple con los parámetros constitucionales, pues la actual regulación resulta insuficiente.

El monitoreo que se haga del proceso es esencial, es por ello que cabe destacar el valioso esfuerzo encabezado por la Fundación para el Debido Proceso, al crear un Panel Independiente de Expertos para evaluar perfiles de candidatos y la transparencia en el proceso. Iniciativas como estas deberían ser replicadas a nivel nacional.

Es necesario que a lo largo del proceso de elección de magistrados de la CSJ la población exija transparencia, filtros robustos y efectúe un monitoreo activo, pues lo que está en juego es la independencia judicial, la justicia constitucional y la eficacia del sistema de frenos y contrapesos que requiere toda democracia.

Lee también

Comentarios