Lo más visto

Más de Opinión

"Género", la palabra que tiende a confundir

Enlace copiado
Milena Mayorga - Diputada de ARENA

Milena Mayorga - Diputada de ARENA

Enlace copiado

He escuchado reiteradamente críticas a partir de malos entendidos sobre la bandera que enarbolo como mujer, el ejercicio de las libertades y el aprovechamiento de las oportunidades y que desde inicio de mi gestión puse como guía a seguir: La de la equidad de género.

Y es que en el mar de desinformación al que permanentemente estamos expuestos, pareciera ser que en el ideario social la sola mención de la palabra "género" es motivo para pensar en aborto, uniones matrimoniales de personas del mismo sexo, entre otras cosas.

Nada más equivocado. La equidad de género de la que tanto hablo y defiendo nada tiene que ver con el replanteamiento de la antropología sexual humana, postulada en la "ideología de género".

Mas allá de la validez de las sagradas escrituras que dice literalmente en el libro del Génesis: "Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó", hay una biología definida e inherente a cada ser humano, que lo determina en su función y aspectos específicos respecto de sus pares en el conglomerado "raza humana". Los aspectos psíquicos o emocionales de este tema son aspectos de otro documento.

Mi voz es un eco apenas de siglos de lucha de reivindicaciones de la mujer en sus dimensiones social, afectiva, política, humana. Logros que tienen que ver primero con la integración de mis pares en la vida social, el alcanzar hasta ellas oportunidades antes destinadas solo a los hombres, incorporación de ellas en la toma de decisiones desde la palestra política, y definir y hacer respetar políticas relativas al cese a la violencia y la discriminación en función de la mujer por ser mujer. La segunda tiene que ver con la inclusión, porque no es posible transformar una sociedad en función de un grupo de individuos solamente. Para transformar una sociedad es menester analizar y actuar sobre el todo completo.

De lo que yo hablo tiene que ver más con la manera en que hombres y mujeres tienen la capacidad de relacionarse de una manera diferente a las establecidas en la "cultura del patriarcado".

Hablo de los diferentes pesos asignados tanto en responsabilidades, como en derechos, es decir, las injustas relaciones y roles entre los hombres y las mujeres.

De lo que hablo es de preparar una sociedad para que todos participemos en igualdad de condiciones de las diferentes dimensiones sociales, desde nuevas generaciones educadas para ello, de niñas empoderadas, reflexivas, analíticas de su entorno y con voz y voto en sus hogares y en las decisiones importantes de las naciones, y de niños adquiriendo la conciencia de nuevas masculinidades, de abolir en su pensamiento esa masculinidad hegemónica, que perpetúa un modelo ya insostenible para nuestro tiempo y nuestras necesidades como país, que busca salir definitivamente de la precariedad y el subdesarrollo.

EQUIDAD DE GÉNERO E IDEOLOGÍA DE GÉNERO no son lo mismo, y no significan lo mismo en sus aspectos éticos y morales. Me valgo de este artículo para expresar mi sentir y el sentir de miles de millones de mis pares, con el profundo y auténtico deseo como es el mío, de empujar una sociedad hacia el desarrollo sostenible y continuado.

Tags:

  • equidad de género
  • desinformación
  • reivindicaciones
  • inclusión

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines