Lo más visto

Gobernantes, somos salvadoreños, no de otro país

El bum de los primeros 100 días ha traído una inusual situación, como lo es que un presidente salvadoreño haya batido el récord de aceptación en Latinoamérica y si no es el más alto, es uno de los 5 más altos en el mundo.

Enlace copiado
Misael Rivas hijo

Misael Rivas hijo

Enlace copiado

Debiéndole recordar entonces al señor presidente, que no le es permitido fallarle al pueblo, por la razón que el ser diferente es el estandarte de su gobierno; tampoco debe molestarse con nadie, porque al introducirse en la política y la politiquería, él mismo se convierte y ha convertido a su familia en figuras públicas sujetas a escrutinio real y al amarillista, como le ha sucedido a todos los expresidentes desde Duarte hasta Sánchez Cerén.

El último acontecimiento peruano nos indica solamente que nuestros pueblos ya están cansados de ver cómo el poder seduce hasta al más inocente, convirtiéndolos en sus amantes serviles, lo que es muy peligroso porque no importa el estatus o grado de participación política, para corromperse, ya que tanto es corrupto el que toma dinero o una prebenda, como el que tiene poder y se aprovecha de ello para vengarse a la mala y en nombre del pueblo, es más, el pueblo mismo corrompe al político inocente, cuando le entrega el poder y lo orilla a ser un dictador en su nombre, porque después vendrá el pueblo que se vuelve oprimido e, irremediablemente, volverá a exigir justicia, así sucedió con Fujimori en Perú.

Les recuerdo que en nuestro país siempre ha existido caudillo, así fueron Manuel José Arce, Tomás Regalado, Gerardo Barrios, Maximiliano Hernández Martínez, Napoleón Duarte hasta Funes y Sánchez Cerén, pero cuidado porque el pueblo se ha cobrado la opresión, así ha pasado con Maximiliano Hernández, Saca y Funes, no obstante ello siempre se lo cobra el mismo pueblo que hoy lo vitorea.

Existen planes reales y planes ficticios, ¿cuáles tenemos? Espero que sean reales y en favor de la población en general, desde el rico hasta el pobre, para los que callan con la esperanza que trabajarán por ellos, hasta los que hablamos esperanzados que no nos callen y que nuestras palabras son en favor de la excelencia.

Finalizo apuntando que todos los países de primer nivel han pasado por estas loterías políticas, pero lo que los ha llevado a estar sobre nuestras culturas es esa conciencia nacional que a nosotros nos falta.

Ya dejemos de encantarnos con otras nacionalidades, somos salvadoreños, mojadores de pan dulce en el café, optimistas, arréglalotodo y sabelotodo, parte nuestra es orgullosa y otra habla con "j", somos lo que hay en este terruño y que por nosotros aún hay patria, no solo por y para los hermanos lejanos, ellos añoran lo que sostenemos en nuestras espaldas rajadas por el sol y el sudor, naciendo de los vientres estrillados. Nosotros no necesitamos bailar rap, ni ser un "skater", sino jugar a la chibola, al trompo, al yoyo; somos los que queremos conjugar cuatro frases para un poema ladino, pero con sentimiento, los que queremos reinventar la orilla azul de la bacinica, los que queremos caminar en seguridad y no accidentarnos en un carro último modelo. Gobernantes, somos el pueblo salvadoreño, ricos y pobres.

El Salvador es la mejor inversión, no nos vendan espejitos, vendamos nuestro sueño.

Tags:

  • presidente
  • poder
  • caudillo
  • planes
  • conciencia nacional
  • pueblo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines