Lo más visto

Más de Opinión

Hace alrededor de 27 años...

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Hace alrededor de 27 años, en 1991, antes de que se firmara el Acuerdo de Paz que terminó con el tenebroso conflicto de la guerra fratricida de los 12 años en el que murieron alrededor de 70,000 salvadoreños, muchísimos de ellos civiles sin armas –El Mozote, Zona Rosa, alcaldes, funcionarios de gobierno, empresarios, supuestos infiltrados, sacerdotes, inocentes en fuegos cruzados; crímenes espantosos por parte de los dos bandos–, que se publicó mi primer comentario en LA PRENSA GRÁFICA, en la columna El Lector Expone.

Dicho comentario llevaba el título de “El Undécimo Mandamiento” y se basaba en Juan 13:34 del Nuevo Testamento que dice: “Un mandamiento nuevo os doy: que os améis unos a otros...”.

Pregonamos –en Semana Santa, en las fiestas patronales de agosto y en Navidad, principalmente– que tenemos una religión universal y apostólica, pero no amamos universalmente ni con la vehemencia de los apóstoles. ¿Qué alberga el corazón de la mayoría de salvadoreños en estos tiempos? Resentimientos, frustraciones, inseguridad, escepticismo, falta de solidaridad, falta de amor y de respeto a nuestros prójimos; codicia irrefrenable e insinceridad principalmente en los políticos, gobernantes y poderes fácticos; irrespeto a los valores y a las ideas de los otros. Y tantas, tantas otras manifestaciones de incumplimiento de ese Undécimo Mandamiento, tan sacrificial y tan hermoso que nos dejó Jesús de Nazaret, el Rey de Reyes y Señor de señores en su maravilloso mensaje de paz, perdón, amor y vida eterna. ¡Deseamos a nuestros estimados compatriotas una tranquila, agradable y segura post Semana Santa y rogamos por el hermoso cumplimiento del Undécimo Mandamiento!

Lee también

Comentarios