Lo más visto

Hay que activar vías eficaces para que la normalización productiva vaya haciéndose presente lo más pronto posible

La prisa puede ser tan grave como la tardanza, y lo que en verdad determina los resultados es el seguimiento oportuno y preciso de la realidad.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

La expansión acelerada de la pandemia del coronavirus ha hecho que la atención inmediata más urgente se dirija hacia la aplicación de medidas para tratar de contener el contagio a fin de evitar el mayor número de muertes que sea posible. Y eso ha derivado en un despliegue de cuarentenas orientadas a asegurar que el distanciamiento social opere como barrera física para que el virus entre en fase de contención real. Aunque el propósito es el mismo y los recursos puestos en práctica sean funcionalmente muy similares, cada caso nacional tiene características propias, y así hay que reconocerlo y admitirlo. Pero encima de todo tenemos que entender que esta es una experiencia de naturaleza global, como nunca antes lo habíamos vivido en lo tocante a las causas y a los efectos en juego, y por consiguiente todos debemos ir aprendiendo de todos, de la manera más consciente que podamos asumir, con miras a una nueva convivencia mundializada.

Desde esa perspectiva, uno de los retos de mayor trascendencia e impacto se da ya y se va a seguir dando en las diversas áreas del quehacer económico. La pandemia ha producido un acelerado deslave en lo empresarial y en lo laboral que está dejando día tras día grandes daños en las estructuras productivas de toda naturaleza y nivel, lo cual provoca enormes estragos en la sostenibilidad de las personas individualizadas y golpea de modo brutal los sistemas de vida y las estructuras que les dan sustento. Nadie podía anticipar que esto iba a surgir como una tromba de proporciones tan destructivas, y eso nos pone ante una tarea monumental, que exige al mismo tiempo enfoques minuciosos y visiones de largo alcance.

Si bien las necesidades de sostenibilidad de las personas y de sus grupos respectivos tienen que ser atendidas con urgencia, esto no debe retardar las dinámicas de reactivación productiva que al fin de cuentas están en la base de todo el proceso de reconstrucción normalizadora. Y para que esto pueda ser verdaderamente significativo el Gobierno y la empresa privada tienen que armar un proyecto de reapertura progresiva de la dinámica económica, que no sólo se anuncie sino que se instale y se desarrolle en los planos concretos. Y el propósito impulsor tiene que ser ir avanzando en estricta concordancia con las necesidades reales de la reactivación en todos los aspectos de la misma. Téngase presente que esto no puede ser la versión coyuntural de un Plan de Gobierno, sino que debe ser una estrategia íntimamente vinculada a lo que la situación reclama.

Más que reactivar la economía a secas lo que se requiere es revivir creativamente la productividad social en todos sus sentidos. Esto en realidad es una misión de país que merece el máximo compromiso de todos nosotros, los salvadoreños que nos movemos en esta coyuntura tan decisiva para la suerte de los que hoy estamos aquí y para la suerte de los que vengan después. Y en tal sentido, lo que hay que promover intensivamente es la armonía entre los imperativos del fenómeno real y los tratamientos que se le apliquen al mismo.

Habrá que tener un pulso especialmente habilidoso para que la reapertura de la actividad económica normal vaya haciéndose en forma que garantice sustentabilidad con miras permanentes.

Y al impulsar la reapertura es determinante que todas las piezas del rompecabezas vayan quedando en su debido lugar para que no se den deformaciones que puedan ser nuevos factores de riesgo y de distorsión.

La prisa puede ser tan grave como la tardanza, y lo que en verdad determina los resultados es el seguimiento oportuno y preciso de la realidad, tal como ésta se va manifestando a medida que todas las dinámicas avanzan.

Tags:

  • normalización
  • realidad
  • sostenibilidad
  • reapertura

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines