Lo más visto

Más de Opinión

Hay que hacer que la burocracia funcione bien para evitar que la estructura estatal se siga deteriorando

De seguro uno de los más eficaces incentivos para que los inversionistas emprendan proyectos en el país está en la simplificación y en la agilización de los trámites.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Uno de los factores más perniciosos para el sano funcionamiento institucional es la mala práctica burocrática, que se hace valer sobre todo cuando no hay suficiente conciencia de lo que significa un comportamiento adecuado de los controles que deben existir para que la legalidad impere. En El Salvador, tradicionalmente hablando, el aparato burocrático viene siendo manipulado sin ningún disimulo desde tiempos muy antiguos; y la causa más determinante de dicha distorsión institucionalizada es precisamente el control que ha ejercido el poder sobre las instituciones y todos sus desempeños. Ese control surge de un abuso arbitrario e interesado, que se orienta a servir en forma genuflexa a los intereses que están detrás del control.

La impunidad es uno de los males estructurales que más daño le causan al sistema de vida nacional, y por eso es tan alentador que haya una tendencia ya previsiblemente imparable en la vía de las vigilancias adecuadas y de los castigos pertinentes. La burocracia ya no está sometida, al menos de una manera tan ostensible como la que antes se estilaba, a los encubrimientos más variados; pero no hay que bajar la guardia, y, por el contrario, lo que se impone es mantenerse a la expectativa de toda señal que pueda interpretarse como advertencia de que se puedan activar tentaciones regresivas.

En ese orden, una de las tareas prioritarias consiste en asegurar la limpieza y la ventilación permanentes de las distintas estructuras institucionales, para evitar que se cuelen los virus del desorden y de la arbitrariedad, lo cual siempre es un riesgo que está al acecho de cualquier oportunidad de contaminación. Afortunadamente, la democratización está poniendo lo suyo, y de modo cada vez más visible y determinante, como lo demuestran los diferentes casos de destape de la corrupción que, con todas sus limitaciones en lo investigativo y en lo judicial, van marcando una nueva época política que gana fuerza por obra de la creciente incidencia ciudadana, que es hoy el más valiente motor del proceso.

Otro aspecto al que hay que ponerle atención muy directa y penetrante es el que se refiere a la llamada popularmente tramitología, que es la suma de mecanismos administrativos para lograr autorizaciones y permisos de toda índole, y muy en especial los que se refieren al control de las actividades privadas de índole productiva o comercial. La tendencia predominante viene siendo la de convertir todo ese curso de trámites en una lenta suma de obstáculos, que no garantizan seguridad pero sí provocan desgaste desmotivador y también les abren rendijas a los impulsos de la corrupción.

Los indicios que están surgiendo del manejo que ha emprendido la nueva Administración gubernamental permiten avizorar una depuración en el tema de los trámites administrativos, que ojalá se convierta en política establecida y permanente, porque eso sería muy saludable para el funcionamiento institucional, y vendría a generar importantes estímulos a la inversión en todas sus expresiones. De seguro uno de los más eficaces incentivos para que los inversionistas emprendan proyectos en el país está en la simplificación y en la agilización de los trámites.

Se hace imperioso modernizar progresivamente los enfoques y las prácticas, tanto en lo referente a las proyecciones como a las aplicaciones. Erradicar de una vez por todas lacras como el nepotismo y el clientelismo político es tarea insoslayable, no sólo para efectivizar los desempeños sino también para sanear todo el aparato público, que ha estado expuesto a tantas imperfecciones y a tantos desgastes perfectamente superables.

Tags:

  • burocracia
  • impunidad
  • democratización
  • tramitología
  • inversionistas
  • clientelismo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines