Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Al observar de cerca la evolución del proceso político que está desarrollándose en El Salvador parece que las posiciones radicales de ambos lados están ganando la batalla. Hay una frase que se cita a menudo y que dice que “las sociedades que no conocen su propia historia están condenadas a repetirla”. Habemos algunos que sí conocemos, recordamos, la historia de los últimos cincuenta años de nuestro país y no queremos volver a repetirla, pero hay algunos que creen que el conflicto genera el cambio y que el cambio histórico viene precedido de la confrontación, la violencia y el caos.
Enlace copiado
Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Hay que preparar la salida del FMLN. ¿Quién llega?

Enlace copiado
La realidad de nuestra sociedad es que somos una comunidad violenta y si los de un lado quieren pelear, van a encontrar suficientes del otro lado para tener una buena pelea. La última vez que un grupo pensó que no había espacios políticos en el país porque la derecha los había cerrado tomaron las armas, se fueron a la guerra, mataron a muchísimas personas inocentes, no ganaron la guerra y ahora gobiernan bajo un sistema de equilibrio de poderes que no les gusta; es más, les genera una gran incomodidad.

Los sueños de dictadores han ido desapareciendo en Latinoamérica (a pesar de los que todavía permanecen en Cuba y Venezuela) y todos han tenido que convivir con una creciente institucionalidad que defiende los derechos de los ciudadanos consagrados en sus constituciones, con una población cada vez más informada, más exigente y que no está dispuesta a entregar su libertad a ningún tipo de gobierno, de ningún signo político. El FMLN se equivoca si cree que los salvadoreños nos vamos a dejar amedrentar por un grupito de comunistas trasnochados que cuando les llegó el momento de gobernar lo han hecho tan deficientemente que en las próximas elecciones de 2018 y 2019 recibirán el veredicto de este pueblo maduro.

El pueblo salvadoreño ha probado reiteradamente que no tolera a los gobernantes corruptos e ineptos. Por eso ganó Alfredo Cristiani en 1989, cuando la gente estaba aburrida de la corrupción y la ineptitud para gobernar de la Democracia Cristiana dirigida por Napoleón Duarte. Lo mismo ocurrió en 2009 cuando el pueblo estaba aburrido de la corrupción, populismo e ineptitud del gobierno de Tony Saca, luego de veinte años de gobierno de ARENA. Eso es lo que está pasando hoy, que la gente está cansada, decepcionada y aburrida de la corrupción, populismo y despilfarro de más de ocho años de gobierno del FMLN.

La gran diferencia entre la derecha y la izquierda política es que los de derecha saben que el poder es temporal y cuando les llega la hora de entregar el poder lo hacen tranquilamente porque regresan a sus empresas, a sus carreras profesionales y esperan otra próxima oportunidad para gobernar después de haber aprendido de sus errores. El problema de la izquierda es que creen que una vez que llegan al poder van a estar ahí eternamente y buscan cómo perpetuarse porque no tienen otra opción en la vida. Dejar el poder es dejar su única forma de vida y por ello se aferran al mismo.

El FMLN tiene que prepararse para salir del Ejecutivo porque este pueblo no perdona a los corruptos e ineptos y debe prepararse para hacerlo pacíficamente como lo hizo la derecha en 2009. La pregunta que surge es ¿quién está listo para reemplazar al FMLN en el poder? ¿Es ARENA la opción?

A este día me queda claro que el FMLN va para afuera, que la gente no los quiere en el poder, pero también me queda claro que ARENA no está lista para gobernar nuevamente y eso es lo que la gente expresa en las encuestas cuando dice que no quiere que los gobierne, ni ARENA, ni el Frente.

En el caso de las elecciones de diputados hay una opción muy clara y esas son las candidaturas independientes para evitar que GANA y PCN sigan manteniendo en zozobra a la población semana a semana por sus contubernios con el partido oficial y que después le lanzan todos los adefesios jurídicos para que tenga que resolverlos la Sala de lo Constitucional, que es lo único bueno que ha tenido este país en los últimos ocho años.

Para la presidencial todavía falta tiempo. Resolvamos primero lo de los diputados, ojalá que entren muchos independientes a competir en 2018, con una unidad de criterio, como una fracción política, limpios, honestos, técnicamente sólidos y que antepongan los intereses del país a los propios, para que tengamos una mejor Asamblea Legislativa y que elijan bien a los próximos magistrados que sustituirán a los cuatro magníficos. Eso ya sería una gran ganancia para el país.

Sobre la presidencial de 2019, ¡ya conversaremos en un futuro no muy lejano!
 

Lee también

Comentarios

Newsletter