Lo más visto

Más de Opinión

Hay que prepararse para enfrentar una verdadera emergencia por lo que podrían traer las deportaciones masivas

Reiteramos que la cuestión es complejísima, y sería de muy alto riesgo en todo sentido el querer limitarla a hechos como el cierre de fronteras...

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El Gobierno estadounidense viene lanzando amenazas directas de implementar una acción de redadas masivas de inmigrantes que se encuentran en aquel país de manera indocumentada. Eso es parte de la política antiinmigrante que viene estando sobre el tapete en aquel país desde el inicio de la Administración actual. Todo esto tiene, desde luego, gran incidencia en el ambiente de nuestros países, específicamente en el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, donde nosotros estamos ubicados. Podría ser inminente, entonces, que las cosas se pongan mucho más difíciles en esta zona, de donde se ha vuelto cada vez más intensa la ola migratoria hacia Estados Unidos.

Hay muchas cuestiones por considerar al respecto. La primera sería que El Salvador ha sido siempre país de emigración, y que Estados Unidos siempre ha sido país de inmigración, lo cual hace que haya una compatibilidad de destinos en este orden, que alienta fenómenos como el que en estos tiempos se viene intensificando como ola expansiva. Otro punto determinante es que los salvadoreños que emigran lo hacen no sólo por condiciones específicas de su situación actual de vida en el país, como son la inseguridad y la falta de suficientes opciones de progreso personal y familiar en el presente, sino también, y como factor decisivo, por el ansia constructiva de ir a buscar el desarrollo allí donde éste ya se encuentra presente al máximo. Por esto último se hace evidente que la abrumadora mayoría de los emigrantes van al encuentro de oportunidades para mejorar de veras y para darlo todo en el esfuerzo.

En Estados Unidos la dinámica de expulsión indiscriminada enfrenta también gran oposición, no sólo política sino humanitaria. Es cierto que todo país tiene pleno derecho a autoprotegerse con base en su régimen legal y con legítimo propósito de asegurar su presente y su futuro; pero cuando un fenómeno como el de esta inmigración intensiva se presenta no sólo hay que responder con la fuerza sino desplegar todo un esquema de comprensión inteligente de lo que pasa. Habría que abrirse mucho más a la inmigración legal por distintas vías y establecer un auténtico ejercicio de cooperación coordinada y ordenadora entre los países de origen y el país de destino, como la lógica normal enseña.

Pero si las redadas de inmigrantes se activan masivamente y la corriente de regreso se vuelve abrumador caudal, nuestro país debe prepararse sin tardanza ninguna para encarar los desafíos y las presiones de tal situación, que fácilmente podría salirse de control. Reiteramos que la cuestión es complejísima, y sería de muy alto riesgo en todo sentido el querer limitarla a hechos como el cierre de fronteras o la persecución de los que buscan una mejor vida. Si en el país de destino hay un enfoque mecanicista y excluyente sin más, en los países de origen debería tratar de impulsarse el reenfoque de la comprensión histórica del fenómeno, para que en definitiva éste pueda ser tratado de modo razonable.

Nuestro país, por otra parte, tendría que tener listas en todo momento respuestas viables y de real efectividad para que cualquier tipo de retorno de migrantes pueda ser manejado en bien de todos. Hay que entender la realidad, sin intentar disfrazarla en ningún sentido, y a partir de ahí mover mecanismos de incorporación al progreso tanto de los que vuelvan como de los que están aquí. En verdad, el gran reto es el desarrollo compartido y persistente.

Esperamos que toda esta situación tan contaminada de retórica disolvente y tan viralizada por los ánimos descontrolados vaya entrando en una vía de proyecciones realistas y de tratamientos sensatos, que son los únicos que realmente conducen a soluciones sostenibles.

Tags:

  • redadas
  • emigración
  • oportunidades
  • desarrollo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines