Lo más visto

Hay que recordar y aprender de la Historia

Enlace copiado
Luis Membreño, analista

Luis Membreño, analista

Enlace copiado

La famosa frase que no se sabe con certeza quién la pronunció primero, "el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla", debería retumbar en los oídos de los candidatos presidenciales como para que cada uno de los contendientes pueda afinar o cambiar su estrategia con miras a lograr el objetivo de ganar las elecciones de febrero.

Nayib Bukele ha sido el más astuto de todos los candidatos al identificar el hastío, indignación, cólera y hasta traición que siente el grueso del pueblo salvadoreño, pero especialmente la clase media urbana (según la encuesta de LPG) hacia ARENA y el FMLN, por la corrupción y los malos gobiernos. La campaña de "¿por qué atacan los mismos de siempre a Nayib Bukele?" se ve reforzada todos los días por las campañas que se centran en desprestigiar al candidato de GANA y en tratar de probar que es musulmán, que es corrupto y que no tiene nuevas ideas.

Recuerdo la campaña política por la Alcaldía de San Salvador de 2000, un año después de que Paco Flores había ganado la elección por la Presidencia de la República, entre Héctor Silva (56.3 %) y Luis Cardenal (39.02 %). Héctor Silva competía con la bandera del FMLN y si se le atacaba crecía, si se le alababa crecía, era de "teflón" se decía en ese tiempo. La imagen de Nayib Bukele es muy similar y él ha aprendido una lección de la contienda política por la presidencia de 2014, cuando el FMLN definió que tenía que "esconder" a su candidato a la presidencia porque cada vez que aparecía públicamente cometía errores que les costaban votos. Es por eso que Nayib Bukele y Félix Ulloa han desaparecido y su intención de voto ha subido aún más, según la encuesta de noviembre de LPG Datos.

El candidato del FMLN, Hugo Martínez, está queriendo basar su campaña en los supuestos logros del gobierno de Sánchez Cerén y en elementos técnicos que son difíciles de traducir para la mayoría de la población. Recuerdo una conversación en 1993 cuando se le preguntó al presidente Cristiani por qué no se basaba la campaña política de Calderón Sol en el alto crecimiento económico post firma de los acuerdos de paz, que en promedio era de 7 %. Él contestó sabiamente que no, porque lo bueno la gente lo percibía como un logro propio o como una obligación del gobierno de turno y que eso no ganaría votos. Si Hugo Martínez y el gobierno siguen por ese camino no van a conectar con la población y seguirán en niveles bajísimos de intención de voto.

Josué Alvarado, de VAMOS, es el único que puede decir con toda certeza que nunca ha manejado un centavo de fondos públicos, que nunca ha sido funcionario y que su partido está totalmente limpio porque es nuevo. Tiene toda la solvencia moral para criticar a todos los demás partidos políticos y proponer un nuevo rumbo para el país, pero a su campaña le falta el mensaje que tan hábilmente ha podido transmitir el candidato de GANA. Es el momento de golpear el tablero y ponerse a competir como uno de los grandes.

Carlos Calleja no logra despegar y hasta cae en la última encuesta de LPG Datos tanto a nivel de intención de voto como su imagen personal. La gran conclusión que no requiere mucho conocimiento para obtenerla es que lo que está haciendo no le está produciendo el resultado que requiere para ganar las elecciones. Recuerdo que el 30 de noviembre de 2013 comentamos con Norman Quijano, al ver que seguía cayendo en las encuestas y que el FMLN se perfilaba como ganador. La encuesta de LPG Datos de agosto daba por ganador a ARENA con 29.8 % y al FMLN con 24.6 %, pero la de octubre mostraba algo diferente, FMLN arriba 29.4 % contra 28.3 % de ARENA. El FMLN casi ganó esa elección en primera vuelta con 49.2 % de los votos. En ese momento muchas personas le sugirieron a Quijano cambiar de asesores internacionales, quitar al jefe de campaña (Paco Flores), incorporar a un equipo de personas con credibilidad que apoyaran su candidatura, que dejara a su compañero de fórmula con mayor exposición pública, que se centrara ese equipo en las propuestas y otras recomendaciones las cuales o no fueron tomadas en cuenta, fueron tomadas parcialmente y otras un día antes del cierre de campaña.

Hoy en día se le pueden hacer varias recomendaciones similares a la campaña de Carlos Calleja y otras diferentes, pero desafortunadamente los candidatos y sus círculos cercanos siempre se cierran, no escuchan, se aferran a las campañas perdedoras hasta que se da el desastroso resultado de primera vuelta (ojalá que no se cumpla que el candidato de GANA sí logre el 50 % más uno de los votos en primera vuelta como presagian las últimas encuestas de LPG y la UFG). Entonces no habría posibilidad de cambiar la estrategia y tratar de ganar en segunda vuelta.

Cada candidato ha definido su estrategia, el único exitoso a este día es Nayib Bukele porque sigue subiendo mientras los demás siguen cayendo, por lo que si los otros tres candidatos no hacen cambios radicales en sus estrategias Alea iacta est "la suerte está echada", como dijo el gran emperador Julio César antes de cruzar el Río Rubicón.

Lee también

Comentarios