HeForShe: más mujeres, mayor rentabilidad

Infinidad de estudios señalan que si en la alta dirección de las empresas hay al menos 3 mujeres, la rentabilidad aumenta considerablemente.
Enlace copiado
HeForShe: más mujeres, mayor rentabilidad

HeForShe: más mujeres, mayor rentabilidad

HeForShe: más mujeres, mayor rentabilidad

HeForShe: más mujeres, mayor rentabilidad

Enlace copiado
Se hace por eso necesario, hoy más que nunca para detonar el desarrollo sostenible, que se derriben lo antes posible las barreras para que ellas accedan a más puestos de autoridad (y por lo tanto, ejercer el poder). Esto va a detonar la innovación y la rentabilidad en formas inimaginables. Estaríamos haciendo cosas diferentes para lograr resultados diferentes, tal como lo aconseja Albert Einstein.

Redescubrir el genio femenino (o la perspectiva femenina del mundo) es cuestión de sentido común y de negocio, pues facilita que los hombres revaloren su propia identidad masculina, reconociendo ambos sexos la necesidad de convivir para enriquecerse y no para competir o discriminar al otro género. Esta nueva corriente que busca la solidaridad entre ambos géneros ayuda a superar a los paradigmas de hace dos siglos, en los que se ponía más énfasis en las diferencias sin aceptar la igualdad, dividiendo la tarea laboral externa como exclusiva del hombre y la del hogar como de la mujer (primer feminismo).

Hasta hace pocos años, el estilo masculino de dirección de negocios fue mayormente apreciado, dejando la sensación que la maternidad o reproducción era un lastre para ascender en la jerarquía corporativa o política. Antes se tenía la tradición negativa de acentuar la Igualdad sin hacer diferencia entre hombres y mujeres, lo que propiciaba la asimilación de lo femenino a lo masculino en desprecio a aquellas. En los dos escenarios se sobrevaloraba lo público en perjuicio y rechazo de lo privado (familia).

Elevar la calidad de vida en nuestro país implica superar mitos de origen machista que llevan a quienes ostentan el poder (ya sean hombres o mujeres) a tener interiorizado en lo más profundo de su mente que si se es mujer, se va a dedicar menos a la profesión, sea madre o no lo seas (porque, es potencialmente madre). Eso nos afecta a todas (menores salarios, falta de flexibilidad laboral, etcétera). La mujer juega un rol esencial como hija, madre, esposa, jefa de hogar, trabajadora, empresaria. Reflexionar sobre el poder femenino implica confiar en que es posible vivir un nuevo modo de interacción entre varones y mujeres, para superar el miedo a la diversidad y generar actitudes de cooperación en la empresa, el hogar y la política.

Afortunadamente, la crisis por falta de innovación y creación de valor en el interior del sector empresarial ha generado el debate por hacer las cosas de forma diferente. En orden a retener y atraer a los jóvenes talentos de la Generación Y (de ambos sexos), los dirigentes han escuchado el mensaje de que plantean con su concepción del éxito unido a la felicidad. El nuevo paradigma cultural de solidaridad entre hombres y mujeres es realista y ya se impregnó en el sector privado permitiendo apreciar la Igualdad en la diferencia entre ambos géneros, consecuente asegurando en los ambientes corporativos tanto la innovación como la creación de valor compartido. La reciprocidad y diversidad es ahora un imperativo dentro de las empresas para asegurar la productividad y la sostenibilidad. Entonces como país, al subirnos a esta tendencia, diremos: ¡Sí se puede lograr el enfoque HeForShe en el trabajo!

Tags:

  • heforshe
  • kalena de velado
  • dialogo refrescante
  • albert einstein
  • femenino

Lee también

Comentarios

Newsletter