Lo más visto

Más de Opinión

Hermenéutica educativa...

No quisiera invertir espacio en discutir si El Salvador tiene o no problemas de inseguridad o si tenemos la mejor cobertura de vacunación de Centroamérica, sino interpretar y contrastar los datos educativos del discurso del Sr. presidente de la República en el tercer año de gestión con otras estadísticas educativas.
Enlace copiado
Hermenéutica educativa...

Hermenéutica educativa...

Hermenéutica educativa...

Hermenéutica educativa...

Enlace copiado
El presidente presentó seis grandes datos: 1.- Nos comprometimos en llevar los paquetes escolares hasta bachillerato, hemos cumplido, y ahora lo reciben 1.3 millones de estudiantes. 2.- Otro gran logro es haber entregado con el programa “Una niña, un niño, una computadora” más de 38 mil computadoras en mil 800 escuelas. 3.- Otro programa exitoso es la creación de la Universidad en Línea, en la que más de mil 400 estudiantes están matriculados en las siete carreras disponibles. 4.- Avanzamos en la calidad educativa capacitando a más de 33 mil docentes. 5.- Garantizamos el acceso y la calidad de la educación en sus diferentes modalidades, ampliamos la cobertura de atención en Educación Inicial a más de 37 mil niñas y niños. 6.- Hemos declarado a 70 municipios libres de analfabetismo, y continuaremos nuestro trabajo para erradicar ese flagelo de nuestro país.

El programa de útiles, zapatos y uniformes para mejorar la retención y evitar la deserción se invirtieron en 8 años: aproximadamente $560 millones. En 2012, en un informe de evaluación de medio término de la Secretaría Técnica de la Presidencia se señaló que el programa no ha impactado en disminuir la deserción escolar, ni en incrementar la matrícula o retener a los estudiantes; el verdadero impacto del programa ha sido en la reactivación de sectores económicos de microempresarios de la confección y el calzado. El sistema de entrega, talla y reclamo afecta al calendario escolar y complica la burocracia en las direcciones escolares. El programa es bueno pero debe reformarse y se puede focalizar. ¿No sería mejor atribuir el logro al Ministerio de Economía?

Se han entregado 38,805 laptop, lo que representa una cobertura de 2.2 % en 8 años; debemos recordar que la matrícula pública ronda los 1.3 millones de estudiantes y en la propuesta inicial del Plan “Vamos a la Escuela” se establecía entregar 800,000 equipos en 5 años (2009-2014).

Según datos de una fuente confiable de la UES la matrícula real no llega a 600 estudiantes, y la inversión ya supera los ocho millones de dólares; obviamente la inversión es para mediano plazo, pero da la impresión de que iniciaron con las carreras equivocadas o la demanda es muy baja y poco costo-eficiente.

Si ya se llevan capacitados más del 70 % de los docentes –cosa difícil– los resultados se deberían notar; no obstante la PAES de los últimos 5 años se mantiene estática: 2016: 5.2; 2015: 5.3; 2014: 5.2; 2013: 5.3; 2012: 5.0. Nada ha cambiado pese al Plan Nacional de Formación Docente con una inversión de $12.3 millones.

Referente al acceso la tasa neta de cobertura reportada (Boletín estadístico n.º 19) es: Parvularia 57.49 %, Educación básica 86.22 % y educación media 37.86 %. En conclusión, más de la mitad de los niños y jóvenes de educación parvularia y media no están en el sistema educativo. Tenemos 117,656 estudiantes con sobreedad 9.7 %, y 68,095 repetidores 5.2 % (2015).

En lo que respecta al avance en alfabetización –que es notorio– habrá que tener cuidado con la “regresión”, y no dar por alfabetizados muchos municipios que al cabo de seis meses se desnaturalice el proceso.

Más allá de los discursos no debemos olvidar que por primera vez –desde 1992 a la fecha– el presupuesto educativo pierde la progresividad; primero con una reducción planificada de $300,000, luego con un recorte de $5 millones para la crisis del impago.
 

Tags:

  • educacion
  • Sanchez Ceren
  • PAES
  • maestros
  • presupuesto

Lee también

Comentarios