Lo más visto

Hombres y mujeres: Igualdad real en la empresa

Por experiencia de más de 17 años como asesora de imagen corporativa, liderazgo y ética profesional, he podido ver las transformaciones ocasionadas por la innovación constante en el servicio de calidad en el interior de las organizaciones, entre las que se encuentran la entrada masiva de las mujeres al mundo laboral, beneficiándose ellas, los negocios, las familias y la sociedad.
Enlace copiado
Enlace copiado


Pero resulta que este beneficio palpable no está siendo equitativamente remunerado en comparación con el varón, a pesar de hacer el trabajo con la misma excelencia, dedicación, experiencia y nivel de educación que ellos. En una investigación reciente del Economic Group, del grupo Wells Fargo (27 de febrero de 2017), se reporta la vertiginosa disminución en la brecha entre ambos géneros en toda la historia reciente, ocasionado en gran parte por el mayor acceso de la mujer a más y mejor educación.

Pero persisten desigualdades, entre ellas la salarial, pues por cada $1 que gana el género masculino, las personas del género femenino ganan $0.80. Algunas explicaciones: que las mujeres pasan menos tiempo en el trabajo y eso les resta acumulación de experiencia.

Entre las razones para dejar temporalmente el trabajo está el deseo personal de las mujeres por cuidar a sus hijos pequeños y el alto costo de las guarderías, que se ha duplicado sobre el salario en los últimos 15 años.

Este dato es similar a lo que señala ONU Mujeres: “En todo el mundo, las mujeres apenas ganan $0.77 por cada $1 que gana un hombre por un trabajo de igual valor”. De continuar así, una mayor cantidad de mujeres puede caer en la pobreza extrema, ya que las conclusiones parecen indicar que esta desigualdad salarial se mantiene en todos los países y sectores.

Además, ONU Mujeres alerta sobre la “penalización por maternidad”, la cual obliga a las mujeres a trabajar en la economía informal (http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/csw/equal-pay#sthash.yU7WliMm.dpuf).

¿Qué hacer para cambiar las desigualdades salariales? Porque al ritmo que vamos, se necesitarían 170 años para ver la paridad.

“El problema es fruto de una cultura empresarial que no está adaptada a tener líderes de ambos sexos”, concluye un informe de la consultora KPMG publicado en 2014. La información “certifica que hay un camino de ascenso trazado por las empresas que aúpa a los hombres en detrimento de sus pares femeninas y que el principal enemigo es el llamado prejuicio inconsciente, es decir, preconceptos culturales que muchas veces rigen la toma de decisiones, en particular cuando se contrata y promueve al personal”.

Podemos, pues, empezar por ser conscientes de los 10 mitos para luego desmontarlos de nuestra mente porque son falsos: 1. Las mujeres no suelen aspirar a puestos de alto nivel. 2. Las mujeres no buscan sobresalir para llegar a la cúspide. 3. La maternidad frena a las mujeres para llegar a lo más alto. 4. Las mujeres no buscan la cima por falta de confianza. 5. Las mujeres carecen de la capacidad que requiere el liderazgo. 6. Las mujeres carecen de las relaciones que facilitan el ascenso. 7. Las altas ejecutivas impiden la progresión de otras mujeres. 8. Los programas de la empresa para mejorar la igualdad aceleran el ascenso. 9. Medidas de trabajo flexibles no facilitan la llegada a la cima. 10. Los programas colectivos para estimular la diversidad de género funcionan.

#Diainternacionaldelamujer #Bebolforchange #CSW61 #HeForShe.
 

Tags:

  • igualdad
  • derecho
  • mujer
  • genero

Lee también

Comentarios