Lo más visto

Más de Opinión

Hora de prepararse para la campaña

En política –y más en la salvadoreña– siempre suele haber decisiones de los partidos políticos que no entiendo. Sobre todo en esta semana en que hemos recibido tanta información sobre candidaturas, lanzamientos, disgustos y rivalidades.
Enlace copiado
Hora de prepararse para la campaña

Hora de prepararse para la campaña

Hora de prepararse para la campaña

Hora de prepararse para la campaña

Enlace copiado


Lo que viene de aquí en adelante, solo será más de eso. Sobre todo cuando tenemos encima la latente posibilidad de que una tercera fórmula presidencial ingrese al ruedo este lunes 25 de febrero, con Antonio Saca a la cabeza. Pero no lo tengo claro y nadie lo confirma. Todo lo que hay alrededor son rumores, voces bajitas, casi susurros. La gente hoy en día parece tener miedo de mencionar ese nombre.

La dinámica sin duda puede cambiar con nueva candidatura o sin ella. Sobre todo ahora que los dos partidos mayoritarios (FMLN y ARENA) tienen construidas sus fórmulas presidenciales. Para bien o para mal.

Estamos frente a un escenario interesante, en lo que respecta a las dinámicas políticas. Desde hace 20 años, los salvadoreños se han planteado dos grandes posibilidades para votar. Pero si los rumores y las vocecillas están en lo correcto ahora se plantearán una tercera opción.

Todo el preámbulo de las próximas elecciones será muy diferente al que hemos tenido en los últimos años y tiene que ver no solo con que entre una tercera vía. Está relacionada con que será la primera vez que la izquierda debe buscar una reelección presidencial, con el desgaste que un gobierno causa en cualquier partido político.

Además, las dinámicas internas en los partidos políticos también han cambiado. Y en ARENA y el FMLN las lógicas han sido diferentes.

ARENA, aun cuando pudo seguir la fórmula del FMLN, de complementar su dupla con un candidato a vicepresidente que impulsara el voto desde la base y desde el trabajo municipal, prefirió a alguien externo.

Durante la semana sonaron nombres como la alcaldesa Milagro Navas, quien incluso recibió el respaldo de un buen grupo de alcaldes que pedían ella fuera la ungida. Durante el lanzamiento de Portillo Cuadra, el viernes pasado, ella apareció sentada a un costado del recién electo, quizá como una forma de llevar un mensaje de unidad.

Otro de los nombres que sonó fue el de Margarita Escobar, quien recibió el respaldo de los diputados. Cuando Norman Quijano dio el nombre de su compañero de fórmula, ella también sonrió y aplaudió ante el anuncio.

El FMLN por su parte correrá con dos militantes históricos, y su apuesta parece estar en el voto duro, con todo el capital político de Óscar Ortiz.

En pocos días, cuando las encuestas comiencen a salir con todos los actores en el ruedo, podremos comenzar a dibujar a quién le funcionará mejor cada una de las fórmulas por las que ha optado. Lo cierto es que nos preparamos para recibir un caudal de información política y el inicio no oficial de una campaña que ya pinta saturada y con golpes de desprestigio para los contrincantes.

Ante la dinámica actual, lo que los salvadoreños quizá debamos pedir es que esta apertura de candidatos nos permita también tener una apertura al debate, a las propuestas. Nunca he escuchado a nadie decir que está cómodo o feliz con las campañas de desprestigio que ya hemos tenido en el pasado.

Lo que venga de aquí en adelante deben ser propuestas, programas, ideas, puntos que le permitan a la gente tomar una decisión, aun cuando hay tantos votantes desmoralizados.

Lee también

Comentarios