Información y decisión política

Cuando se conoce, se toman mejores decisiones, aunque estas sean, en apariencia, arriesgadas.
Enlace copiado
Información y decisión política

Información y decisión política

Información y decisión política

Información y decisión política

Enlace copiado
Por eso es importante durante una campaña electoral como la actual conocer bien a los candidatos que gobernarán el municipio en el que vivimos o a los diputados que representarán a nuestro departamento o al país entero ante el Parlamento Centroamericano.

Por eso se vuelven importantes los debates y foros políticos, para que los ciudadanos vean aclaradas sus dudas y sepan cuál es la intención de los políticos.

Ha pasado muchas veces que lo prometido en campaña electoral no se cumple en el ejercicio de la administración pública, a pesar de los reclamos o el malestar generalizado. O, al contrario, hay cumplimiento de lo ofrecido e incluso se pudieron hasta superar las expectativas. Entonces, las urnas se convierten en otra forma de expresión.

Para los que hacen bien su trabajo, un voto a favor es el reconocimiento a su labor. Para los que son malos servidores públicos o han dedicado los recursos de todos a un fin particular o distinto al establecido, el voto a otra opción es la mejor forma de demostrar el descontento.

La publicidad de los candidatos busca incidir en las emociones de los votantes, pero también debe tener contenido para que los ciudadanos lean y comprendan sus iniciativas y propuestas de políticas.

La información no solo debe provenir de los partidos políticos y de los candidatos. Esta elección en particular requiere de una amplia campaña de divulgación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), debido a una complejidad que no se había presentado hasta ahora: en el caso de diputados, puede haber voto por bandera, por bandera y rostros de la misma planilla, por rostros de la misma planilla, por rostros de varias planillas y sin marcar banderas...

El TSE, sin embargo, no ha hecho un esfuerzo extraordinario para educar a la población votante de las diferentes maneras en las que puede votar. O, si esto es muy complicado, de las formas en que no se debe votar, a menos que quiera anular su voto.

Organizaciones sociales se han visto obligadas a pedirle al TSE, esta semana, que se apresure a aumentar la presencia de esta campaña, que, por el momento, no es masiva.

Otras, en cambio, han decidido lanzar su propia campaña, ante la pasividad del tribunal.

Hay que tener claro que votar como tradicionalmente se ha hecho en las elecciones legislativas (por bandera) beneficia a los grandes partidos, por tanto tienen un voto duro significativo y garantizado.

Un voto cruzado, en cambio, podría mejorar las posibilidades de que candidatos muy conocidos y valorados, pero de partidos pequeños, logren colarse en la nueva Asamblea Legislativa. Esta nueva modalidad, no obstante, solo la ejercerá una pequeña parte del electorado, según la última encuesta de LPG Datos, pero es una opción que no debe cerrarse a la mayoría de electores.

En la medida que partidos, candidatos y TSE den mejor y más amplia información, el voto de los salvadoreños el 1.º de marzo será más pensado, se ejercerá de manera más fluida y motivará a la participación.

Ahora apenas faltan 29 días para los comicios. Esperemos que no haya complicaciones, sino que motivación.

Lee también

Comentarios

Newsletter