Lo más visto

Más de Opinión

Inicia oficialmente la campaña electoral

Por el Imperio del DerechoAún y cuando ya tenemos varios meses de campaña política, no fue sino hasta la semana pasada que dio inicio, de manera oficial, el período de campaña electoral para los próximos comicios legislativos y municipales.
Enlace copiado
Enlace copiado

Se supone que, ahora sí, podremos conocer las plataformas electorales y las propuestas concretas de las personas que pretenden ocupar una silla legislativa o un puesto en los concejos municipales. Nuestras necesidades son enormes y nuestros recursos son limitados, por lo cual esperamos propuestas sensatas y realistas en temas sociales, económicos, políticos y legales.

En el caso de los candidatos a diputados, ahora más que nunca queremos escuchar cuáles son sus propuestas en relación con el desprestigiado proceso de elección de funcionarios y con el perfil que esperan para asignar cargos tan relevantes como el de fiscal general o magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Deben entender que ya no hay manera de seguir evadiendo una histórica deuda que han tenido con sus electores, a quienes nunca les han explicado ni rendido cuenta sobre la facultad que les ha sido delegada –a través del voto– para seleccionar a estos y otros funcionarios. Lo que han venido haciendo y cómo lo han venido haciendo, ya no lo pueden hacer.

Para ser aún más específicos, en el caso de la elección de magistrados queremos saber si se comprometen públicamente a realizar una elección: 1) sin retrasos, 2) sin secretismos, 3) sin cuotas partidarias, 4) sin traslados de Salas y 5) sin reciclajes injustificados.

Los candidatos a diputados deben explicarnos cómo van a medir y calificar la competencia notoria que exige nuestra constitución, cómo van a comprobar la indispensable independencia que se requiere en todo juzgador y cómo van a identificar a aquellas personas de las que sí se puede pregonar su notoria moralidad.

Sobre todo, ahora que tenemos el privilegio de poder votar el candidato de nuestra preferencia y no por el que prefiere el partido que lo postula, debemos poner especial atención a lo que opinen sobre ese trascendental tema. Tenemos que tener completamente claro que, al elegir directamente a una persona como diputado, estamos eligiendo indirectamente a los magistrados de la Corte y, en este año en particular, a cuatro de los magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Hay candidatos que ya han vuelto a mostrar indiferencia por este tema o que, peor aún, siguen pensando que la ciudadanía no ha evolucionado y no ha comprendido la importancia de contar con un Órgano Judicial independiente. Nuestra responsabilidad es demostrarles, con nuestro voto, que eso no es así; que queremos que funcione el Estado de derecho y que eso pasa por procurar un verdadero sistema de frenos y contrapesos.

Es por eso que exhortamos a la ciudadanía a inmiscuirse en esta campaña electoral, a cuestionar públicamente, a exigir, criticar y denunciar, pero también a proponer y construir. Dando por sentado que sabremos cumplir con nuestro deber constitucional de ejercer el sufragio, reflexionemos nuestro voto y no apoyemos a quienes no den verdaderas muestras de querer vivir en democracia.

La campaña electoral ya inició; depende de nosotros cuál será el enfoque y las propuestas que surjan. Si presionamos lo suficiente, los candidatos no tendrán más remedio que pronunciarse; y entonces, sabremos qué hacer con nuestro voto.

Lee también

Comentarios