Lo más visto

Inicia tercera etapa de nuestro proceso de selección

Ya es público que nuestra asociación, consciente de la trascendencia del proceso de elección de magistrados que se avecina, tomó la decisión de elaborar un protocolo de selección de aspirantes. Tal como nuestro protocolo lo describe, los miembros del CEJ que han tomado la decisión de participar saben que lo harán bajo los más altos estándares de integridad, respetando tanto las reglas del proceso como a sus pares y lo harán bajo el más alto compromiso con la vigencia del Estado de derecho y los derechos de las personas.

Enlace copiado
Inicia tercera etapa de nuestro proceso de selección

Inicia tercera etapa de nuestro proceso de selección

Enlace copiado

Lo primero que hicimos fue designar una comisión de selección que ya ha comenzado a administrar y ejecutar el protocolo. Como segunda etapa, esta comisión convocó públicamente a todos los miembros del CEJ para que hicieran llegar su manifestación de interés, lo cual debían hacer adjuntando su hoja de vida en un formato diseñado por la comisión. Hacerlo de esa manera tiene el claro propósito de facilitar la comparación de las credenciales de los aspirantes, lo cual pensamos contribuye a que podamos elegir a los mejores.

Pasamos ahora a la tercera etapa de nuestro proceso. La comisión de selección verificará si prima facie, los candidatos cumplen nominalmente con los requisitos mínimos exigidos por nuestra Constitución, y pedirán a los aspirantes la documentación acreditativa de tales circunstancias.

Por su parte, los aspirantes a candidatos tendrán que comprobar a la comisión que no tienen vínculos partidarios formales o materiales evidentes que puedan cuestionar la imparcialidad que requiere el cargo.

Quienes se han decidido a participar como aspirantes en nuestro proceso interno tienen también que comprobar que cuentan con el perfil idóneo para ser magistrado, lo cual implica que deberán acercarse al máximo posible de las condiciones siguientes: tener sobresaliente formación académica que sea relevante para el trabajo judicial que se propone desempeñar; tener una destacada experiencia profesional o docente, o una combinación de ambas; tener experiencia profesional o formación académica relevante que les permita contribuir a la gestión del gobierno judicial; demostrar compromiso con la vigencia del Estado de derecho y el respeto de los derechos de las personas; y demostrar que gozan del reconocimiento personal y profesional de sus pares por su mérito e idoneidad para el cargo.

Para ello, los aspirantes deberán presentar los atestados correspondientes y deberán someterse a entrevistas con la comisión de selección, en las que se intentará identificar quiénes tienen los méritos suficientes para ser postulado como candidato de nuestra asociación.

Desde que tomamos la decisión de elaborar nuestro protocolo de selección, lo hicimos con la idea de ser consecuentes con nuestras propias exigencias. Queremos que en todas las asociaciones de abogados, en la Federación de Asociaciones del Abogados, en el Consejo Nacional de la Judicatura y en la Asamblea Legislativa, se realicen procesos democráticos, transparentes y que premien el mérito de los aspirantes. Por eso empezamos en casa.

La verificación de atestados, la realización de verdaderas entrevistas y el establecimiento de baremos o parámetros de medición nos permitirán presentar a la comunidad jurídica en particular y a la ciudadanía en general a profesionales competentes, comprometidos con el Estado de derecho y férreos defensores de la independencia judicial.

Como siempre lo hemos hecho, nos estamos tomando muy en serio nuestro rol constitucional.

Lee también

Comentarios