Lo más visto

Opinión  / columnas Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Iniciativas ciudadanas contribuyendo a la paz social

En términos generales, las dirigencias políticas de nuestro país han sido y están siendo incapaces de enfrentar los serios problemas/retos que plantea nuestro desarrollo. Hasta ahora nos han fallado.

Enlace copiado
Roberto Rubio-Fabián / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Roberto Rubio-Fabián / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Pero también nosotros hemos fallado como ciudadanía al no involucrarnos con amplitud y energía en la búsqueda de soluciones a nuestras graves problemáticas. Y sin esta fuerza ciudadana, las dirigencias políticas y las instituciones que los acompañan no van muy lejos.

Ahora bien, no podemos sentarnos a esperar nuestra derrota como sociedad, y que la desesperanza termine de invadir nuestra deprimida alma nacional. Hay que hacer algo. ¿Qué podemos hacer? Sin duda muchas cosas. Una de tantas apunta a luchar por transitar de la cultura de impunidad e irrespeto a la ley que impregna nuestra sociedad, hacia una cultura que fomente la paz social.

Hace unos días, dos organizaciones ciudadanas (FUNDE y Espacio Ciudadano) y dos embajadas (Estados Unidos y Colombia) convocaron a un evento privado denominado “Préstale tu Voz a SAL”, con objeto de dar a conocer un conjunto de iniciativas ciudadanas en marcha, las cuales pretenden favorecer esos giros culturales mencionados, desmontar creencias y actitudes socialmente nocivas, reducir violencia y traer paz social.

La primera iniciativa, denominada “Superciudadanos”, busca contribuir a la transformación de realidades concretas, cotidianas e importantes para el desarrollo nacional. Con tal fin se ha iniciado un esfuerzo para mejorar nuestro caótico/selvático tráfico vehicular (y posteriormente escalar hacia otras problemáticas). Si hay logros en este campo, estaremos contribuyendo a dos cosas. Primero, como mínimo tendremos: menores niveles de agresividad y estrés, reducción de las elevadas cifras de muertos, heridos y accidentes de tránsito, ahorro de tiempo y de gastos en salud y reparaciones. Segundo, se podrá demostrar que cuando hay intervenciones psicosociales masivas, y concurso amplio y articulado de la ciudadanía, el cambio es posible. Vitamina necesaria para combatir esa anemia social conformista y derrotista en la que nos encontramos. Amén del fortalecimiento de la organización ciudadana.

La segunda iniciativa es una Carrera y Caminata Ciudadana, denominada “Corramos por el futuro de SAL. Un paso hacia un país próspero y sin corrupción”. Una actividad a institucionalizar anualmente para corredores y no corredores, como expresión de un clamor ciudadano por la democracia, la transparencia y la paz social.

La tercera iniciativa, Somos Paz, pretende “vestir de blanco” al país en enero de 2018, como mensaje de la ciudadanía hacia las dirigencias políticas exigiéndoles que prioricen y actúen eficiente/eficazmente en contra de la violencia y el crimen organizado. Para enero se está buscando, por ejemplo, que las empresas estimulen a sus empleados a llegar vestidos de blanco a sus trabajos, y que los sacerdotes y pastores hagan lo mismo los domingos con sus feligreses; que circulemos con banderas blancas, con distintivos blancos; que los medios de comunicación y empresas de publicidad promuevan la Paz Social, etcétera.

A estas y otras iniciativas que vendrán ya se sumaron algunas embajadas, más de 20 empresas, importantes medios de comunicación y líderes de opinión, ONG, movimientos ciudadanos, y cada semana que pasa se suman más de ellos. Esperamos que todo este esfuerzo ciudadano, poco a poco, se convierta en una intervención masiva que levante la esperanza pérdida, así como la convicción de que este país sí puede cambiar y que vale la pena vivir en él.

Lee también

Comentarios