Lo más visto

Instrumento populista, la democracia participativa

El gobierno actual se esfuerza por crear la estructura de asambleas populares, con el propósito de presionar a los órganos legítimos del Gobierno a seguir sus lineamientos, sin prestar atención a la verdadera naturaleza de nuestro sistema, y por lo mismo, dicha gestión se encuentra muy cerca de lo inconstitucional y de lo ilegítimo, cumpliendo, sin embargo, un objetivo populista.
Enlace copiado
Instrumento populista, la democracia participativa

Instrumento populista, la democracia participativa

Instrumento populista, la democracia participativa

Instrumento populista, la democracia participativa

Enlace copiado
Las asambleas populares son la práctica de lo que hoy llaman democracia participativa –tuvieron origen y realización en la Grecia antigua, que se gobernaba por las decisiones de la mayoría de dichas asambleas.

Actualmente, en el contexto latinoamericano, los gobiernos “antiimperialistas” pretenden con ellas justificar su autoridad. Por esta razón algunos encuentran sus orígenes en los tribunales del pueblo o en los comités de barrio.

Quienes creen que las asambleas populares son una evolución de la democracia latinoamericana se encuentran con que esta solo la ejerce un pequeño grupo de personas ideologizadas que siguen una línea política preestablecida por el Ejecutivo, y de manera muy restrictiva, excluyendo a todo el que no comulgue con tales ideas. Esta es la respuesta a la pregunta planteada por varios autores: ¿podrá el socialismo del siglo XXI construir la voluntad general del soberano dentro del Proyecto Revolucionario Bolivariano? La Constitución de Venezuela de 1999 así lo plantea y también las constituciones de Ecuador y Bolivia.

Nuestra Constitución, al establecer la libertad de asociación, permite la celebración de asambleas populares, tal como las plantea hoy el Ejecutivo, mas si estas tienen el propósito de presionar o pretenden suplantar la legitimidad de la Asamblea Legislativa, dichas asambleas populares se vuelven inconstitucionales. En su práctica, ninguna organización que se atribuya el poder soberano o la representación de un grupo puede asumir atribuciones propias de la Asamblea Legislativa o darle validez legal a decisiones en contrario.

Todas las organizaciones populares han seguido en la práctica clara línea de izquierda. Hoy, conscientes de los serios errores del presente gobierno, han quebrado su posición ideologizada y en muchos casos son hoy opositores del gobierno, lo cual ha obligado a este a construir nuevos apoyos basándolos esta vez en el clientelismo político, el cual se verá reflejado en las asambleas populares. En la medida en que el desgaste del FMLN sea mayor, acudirá al clientelismo político, que se verá reflejado en las asambleas populares.

Estas estructuras fueron en Venezuela el fundamento para crear las Milicias Bolivarianas, que hoy son la estructura a la que el Gobierno provee bienes y servicios, creándose un clientelismo político. Más de 5,000 jóvenes salvadoreños, simpatizantes del FMLN, fueron entrenados en Venezuela antes del triunfo de Mauricio Funes para preparar el adoctrinamiento y las bases de las asambleas populares, mas no fue posible durante el gobierno de Funes, pues al tratar de implementarlas durante dicho gobierno desde el Ministerio de Gobernación, la población no se aglutinaba por ideologización, sino por protección ante los desastres naturales. Luego se trató de crear los comités de seguridad. Hoy, en un tercer intento, se está haciendo desde la Presidencia de la República.

La sociedad civil se esfuerza hoy en limitar la acumulación de poder evitando que quienes ejerzan el poder se solidaricen para conservarlo, salvando las diferentes formas de contraloría. La democracia participativa permite al Gobierno reforzar su poder, creando presión sobre los otros órganos del Estado a su conveniencia y bajo promesas populistas. En la medida en que los partidos políticos se alejan de sus electores, será más fácil que las ideas de la democracia participativa tengan el éxito buscado, será más grande la desgracia de la sociedad salvadoreña.

Tags:

  • asambleas populares
  • constitucion
  • fmln
  • venezuela
  • partidos

Lee también

Comentarios