Lo más visto

Más de Opinión

Inversión extranjera y crecimiento

Enlace copiado
Francisco Sorto Rivas

Francisco Sorto Rivas

Enlace copiado

En un artículo económico publicado recientemente en este periódico, se hacían previsiones poco halagüeñas sobre el crecimiento esperado, para el 2020, para los países centroamericanos en general; con diferencias entre ellos por supuesto, pero nada sobresaliente, donde se sugería que inclusive Panamá crecería por debajo de sus registros históricos recientes.

Cabe mencionar que el crecimiento es una condición "sine qua non" para el desarrollo, es decir, para elevar el nivel de vida de la población o visto desde otro ángulo, para disminuir sus privaciones relativas, al poner a su disposición más bienes y servicios con los cuales suplir sus necesidades individuales y colectivas.

Uno de los aspectos importantes que se destacaban ahí, se refería a la economía salvadoreña; mencionaba que, a pesar del cambio positivo observado en las relaciones entre el Gobierno y el sector empresarial, producto de la sucesión presidencial a mediados del 2019, no se preveían mejoras sustanciales; eso, por el poco tiempo que tenían las nuevas autoridades al frente de Órgano Ejecutivo.

No está de más mencionar aquí, que la fuente de crecimiento económico, es la inversión, especialmente la realizada por el sector privado; esto, por responder a criterios de eficiencia más objetivos que los observados en la ejecución de proyectos financiados con fondos públicos; obviamente que sin inversión pública muchos proyectos privados no tendrían ninguna viabilidad.

Naturalmente que el crecimiento económico futuro del país estará condicionado por el entorno financiero internacional, especialmente por lo que ocurra en los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial y lugar de residencia de una parte importante de compatriotas que viven en el exterior; pero, algunas de las cosas que se están haciendo para atraer inversión extranjera pueden hacer la diferencia, ya que la capacidad de inversión local no debería estar supeditada, única y exclusivamente, a la cultura del ahorro doméstico.

De hecho, al revisar cifras publicadas por el Banco Central de Reserva en su revista trimestral, podemos percatarnos de que el nivel de consumo supera al Producto Interno Bruto salvadoreño (consumimos más de lo que producimos). De no contarse con remesas familiares, sería imposible reportar ahorro en El Salvador; aun así, la tasa de ahorro es relativamente baja, 16 centavos por dólar de PIB, en el 2018, según datos publicados por el Banco Mundial. En tal sentido, el ahorro externo debería complementar los esfuerzos de ahorro interno; es más, en ocasiones, ha compensado la caída de ese ahorro interno.

Para una economía que renunció a la política monetaria desde el 2001 y que, por ende, no puede recurrir a devaluaciones compensatorias para enfrentar pérdidas temporales de competitividad, la atracción de inversión extranjera resulta imprescindible. No se puede continuar haciendo lo mismo en materia de "política industrial", ni de fomento de exportaciones, esperanzados a que suceda algo distinto a lo observado en las últimas décadas; este comentario no pretende menospreciar la importancia que ha tenido el cambio de visión estratégica de crecimiento que se tenía (hacia afuera versus hacia adentro); ni descalificar el trabajo de acompañamiento estatal a las iniciativas de exportación mediante incentivos fiscales; pero los efectos positivos de esas acciones parecen estarse agotando.

Ahora bien, lo que se hizo recientemente mediante viajes de prospección económica a China y Japón, principalmente, podrían servir de plataforma para la transformación productiva del país, haciéndolo un lugar más atractivo para inversionistas extranjeros interesados en su posición geográfica, clima poco variable y con expectativas favorables de inversión en infraestructura. Esperemos que la inversión extranjera que se atraiga complemente a la local, a fin de remontar los bajos niveles de crecimiento económico reportados décadas atrás.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines