Lo más visto

Más de Opinión

Investigar a fondo hasta encontrar la ruta

Enlace copiado
Enlace copiado

En tiempos de crisis suele suceder que el activismo gana terreno, mientras la investigación profunda de los problemas de un país va quedando relegada porque “siempre hay cosas urgentes que resolver”.

Los investigadores, entonces, tienen que aprender a distinguir, entre la maraña de acontecimientos cotidianos, la ruta para llegar a las estructuras y mecanismos causales de los problemas de nación, descubrir las fuerzas internas que los mueven y, desde ahí, plantear soluciones.

No es una tarea sencilla investigar en el campo de lo social porque si se trabaja a fondo y se arriba a soluciones diferentes a la norma establecida, de seguro que saldrán al paso diversas fuerzas de poder que, en sus más variadas manifestaciones, intentarán neutralizar aquellos planteamientos incómodos.

Hace unas semanas, la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas, UCA, lanzó el documento Política de Investigación en el que afirman que un proceso de investigación implica profundizar en el conocimiento de la realidad, para esclarecer la situación existente y sus causas y elaborar alternativas teóricas y prácticas a esa situación, esto es, se precisa, llegar a identificar e interpretar, con el mayor rigor racional y científico posible, los aspectos claves que determinan la realidad actual en orden a intervenir en su transformación, de manera universitaria.

Qué oportuno este esfuerzo al que se compromete la UCA. Justo en el momento en que nos encontramos cargados de activismo, corriendo de un lado a otro, buscando respuestas a problemas que en muchos casos nos han rebasado.

Una voz que viene del mundo de la educación superior en donde muchas instituciones de este nivel prefieren dedicarse a la docencia y dejar de lado la proyección social basada en la investigación.

La UCA viene trabajando desde hace más de un año en construir una estructura institucional que posibilite llevar a cabo un proceso serio de investigación de la realidad nacional y centroamericana; para ello, ha creado la Dirección de Investigación y tiene planteada la creación de Plataformas de Innovación en las diferentes instancias de la universidad.

Incluso, la UCA define, como una de las funciones de esta nueva Dirección de Investigación, la de impulsar y coordinar, con las instancias existentes, procesos y acciones, procedimientos y rutinas que propicien y fortalezcan la creación de alianzas locales con sectores productivos, centros de investigación, centros de pensamiento, redes de investigación, entre otros, que impulsen las líneas y agendas de investigación de ese centro de estudios.

Y es que no puede ser de otra manera, porque diseñar una cruzada investigativa de esa envergadura requiere indispensablemente de la construcción de alianzas para buscar y obtener financiamiento, para buscar el equipo idóneo y para que se abran las puertas exactas en donde se esconden los secretos mejor guardados del poder. Incluso, sectores del ámbito público y sectores empresariales pueden unirse a esta campaña para que juntos vayan siendo protagonistas y testigos de la configuración de lo nuevo y evitar que los esfuerzos estructurales de una investigación seria vayan a parar al trasto de la basura o se conviertan en argumentos de politiqueros para lanzarse piedras, unos contra otros.

La UCA plantea que una investigación seria debe entenderse como una producción social que enrumbe al cambio real en donde históricamente las cosas se han movido por corazonadas o por demandas de grupos de interés.

Lee también

Comentarios