Lo más visto

José Matías Delgado, benemérito prócer nacional y centroamericano

Con amigos del área centroamericana hace poco conversaba de próceres y de nuestra historia regional tan rica y diversa. En la conversación yo destaqué la importancia del presbítero y doctor José Matías Delgado, orgullosamente salvadoreño, prócer promotor y luchador del legado que hoy conocemos como la independencia. En la Parroquia La Merced fue el escenario de tan importante acontecimiento para la historia nacional y centroamericana: “el grito de independencia”. Rimbombante 5 de noviembre de 1811, fecha histórica para nuestra patria y nación.

Enlace copiado
José Matías Delgado, benemérito prócer nacional y centroamericano

José Matías Delgado, benemérito prócer nacional y centroamericano

Enlace copiado

Yo he querido dedicar esta columna de opinión a nuestro prócer pues es necesario que la memoria histórica no se pierda, se me hace necesario decir que es prohibido y casi punitivo que se extinga en nuestro país, recordando el sabio adagio que dice: “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla”. Matías Delgado fue un honorable diputado también de El Salvador, un representante que hizo frente a las batallas que surgieron en la época y que hoy gracias a él y a otros muchos gozamos de la libertad, la libertad que aún tenemos que preservar en el tiempo para no perderla, para que no sea insultada ni burlada.

No hay que ver a José Matías Delgado como el agitador de la época, no, hay que verlo como ese personaje que pensó primero en los intereses del país y no los de él, luchó por dejar un mejor El Salvador, hoy en día cuánto quisiera que existieran muchos personajes como él que pensaron a futuro por el país, su legado nos pertenece a todos los que nos proclamamos salvadoreños.

En una entrevista que me pudo proporcionar un descendiente del prócer Matías Delgado, don José Carlos Delgado (sexta generación descendiente del hermano del prócer y abogado de profesión) considera que el legado más importante que nos dejó el presbítero es el interés de una hermandad centroamericana y la libertad; además, lo que motivó al prócer Delgado fue el esfuerzo en paralelo por sus parientes, también los próceres Arce. Mencionado lo anterior, como un llamado a nuestra memoria histórica es de recordar al presbítero Delgado como un personaje que luchó y pensó por la libertad centroamericana, pensó por el pueblo ayudado por sus parientes anteriormente mencionados.

Para nuestra historia, es un orgullo haber tenido alguien que alzó su voz y la voluntad de querer defender a nuestra gente como fue nuestro prócer Matías Delgado. Hoy en colegios y universidades se habla muy poco de él, jamás debemos negar nuestra memoria histórica, en la academia debe ser objeto de estudio y ejemplo permanente por las presentes y futuras generaciones. ¡Gracias, doctor y presbítero José Matías Delgado!

Lee también

Comentarios