Lo más visto

Jóvenes

Siempre que hablo sobre jóvenes o sobre pandillas resuena en mi cabeza una frase que me dijo un estudiante de un instituto nacional hace muchos años cuando cubría la fuente educativa.
Enlace copiado
Jóvenes

Jóvenes

Jóvenes

Jóvenes

Enlace copiado
“Los jóvenes en este país o somos pandilleros o somos víctimas, pero no hay puntos intermedios, como que no hiciéramos nada bueno en la vida”. Me lo dijo un muchacho que estudiaba en un instituto nacional y que había puesto mala cara cuando intenté entrevistarlo.

Lamentablemente, de ese entonces a la fecha, poco ha cambiado en esta sociedad, porque seguimos estigmatizando a los jóvenes y sobre todo etiquetándolos de acuerdo con su lugar de residencia.

En una reciente reunión con la embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, cuando dio a conocer el nuevo Consejo de Jóvenes, a través del cual la embajada busca recibir retroalimentación de esa generación, hubo una discusión interesante sobre el papel que se les da a los jóvenes en la sociedad actual.

A pesar de ser una población importante del país, sus opiniones tienen poca incidencia en escenarios potenciales de cambio.

Además de estigmatizar a algunos, solemos destacar mucho a los que logran algún tipo de triunfo afuera de las fronteras nacionales –que está bien–, pero nos olvidamos de quienes se han quedado aquí intentando hacer lo mejor de sus acciones.

El gran reto es ese, lograr políticas, acciones, apoyos y reconocimientos para que los jóvenes no vean como única esperanza irse del país.

Hay que propiciar sus emprendimientos, pero orientarlos sobre qué tipo deben ser para tener mejores impactos. También para que vean el mercado más allá del local y aprendan a exportar y a mercadear sus productos.

El consejo al que la embajadora le prestará especial atención busca plantear posiciones de cambio en políticas que los involucran. Para el país es importante apoyar a esta generación sobre hacia dónde debe orientan sus esfuerzos. ¿Qué tipo de industria? ¿Qué tipo de producto? ¿Qué tipo de educación?

No es tarea sencilla.

Además de buscar mejorar la economía para que le abra espacios de desarrollo a los jóvenes, también se debe trabajar fuertemente en mejorar la seguridad, porque esta sigue siendo una de las principales causas por las cuales los jóvenes deciden irse del país, aun cuando deben atravesar grandes riesgos para su cometido.

Entender las dinámicas del país respecto a los jóvenes es una tarea importante y que nos atañe a todos.

Debemos crear opciones para los jóvenes y aprender a escucharlos.

En una charla reciente con jóvenes de la Fundación Forever, que otorga becas universitarias a los jóvenes –después de hacer un proceso que incluye varias actividades–, su constante preocupación es la falta de oportunidades a las que se enfrentan, las cuales suman obstáculos cuando vienen de comunidades empobrecidas y estigmatizadas.

Debe haber un esfuerzo importante y de varias instituciones por fortalecer el apoyo a los jóvenes. Hay una generación golpeada, que quedó golpeada desde su adolescencia y su juventud, no permitamos que otra generación se pierda.

Lee también

Comentarios