Lo más visto

Justos reclamos de funcionarios

La Universidad de El Salvador necesita refuerzo de por lo menos 30 millones y cada año de los que vienen un porcentaje: en la UES estudié Abogacía de 1955 a 1961. Sobre la U la LPG me publicó artículo de fecha 18/6/2017, que puede ser consultado. Qué harán cuando se gradúen de la UES y otras U del país, es cuestión que trataremos en la misma LPG, lo más luego posible.

Enlace copiado
Enlace copiado

Les llamamos lamentos por no decir reclamos de funcionarios de nuestro país, por presupuestos insuficientes. Tales funcionarios son:

Desde hace unos 4 o 5 años la procuradora general de la República, en que ella desempeña tan alto cargo, hemos visto y oído en TV que se queja del presupuesto asignado para la institución. Siempre ha pedido refuerzo y le han dado una “raquítica” suma.

La Procuraduría atiende áreas importantes de familia, laborales y otros sectores; para brindar cada día mejores servicios a nuestro país. También debe aumentar el personal a nivel de todo el territorio con buenos salarios y otras prestaciones. Para todo eso y más se necesitan recursos financieros: nos unimos a esos justos reclamos.

El Cuerpo de Bomberos que también brilla en nuestro contorno se le debe dar ayuda a ese servicio pues es apremiante y riesgoso, en toda ocasión. Merece, pues, un alto presupuesto. ¿De dónde saldrán las ayudas? Ya luego lo veremos. Ver en la LPG artículo mío en donde propongo rebaja de 1/3 de sueldos de altos funcionarios, colaboración de fecha 23 de septiembre de 2017; con ese tercio se ayudará a las finanzas de las instituciones ya mencionadas.

El mayor Joaquín Parada dirige esa estimable institución: y cosa rara de la vida, Joaquín Parada se llamaba el médico que asistió con esmero a mi abuela Mercedes Arce en 1934. También Joaquín Parada se llamaba el profesor que en 1952 nos daba, en el INFRAMEN, la clase de Principios de Anatomía.

La Fiscalía General de la República también necesita un refuerzo de su presupuesto financiero para atender con más eficacia todos los problemas que atiende.

¿De dónde saldrá el financiamiento para esas tres instituciones u otras? Un recorte del presupuesto de Casa Presidencial (CAPRES), otorgando 10 millones a la Procuraduría, 10 al Cuerpo de Bomberos y 10 a la Fiscalía: desde luego sin perjudicar salarios de trabajadores administrativos; hay que ir suprimiendo esos famosos bonos de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y diputados de la Asamblea Legislativa y otros funcionarios relevantes. Un aumento del 5 % de la telefonía, no sería gravoso para nadie y beneficiará a las instituciones del Estado.

Yo fui funcionario 9 años y nunca tuve bonos ni usé el gran beneficio en salud que da el Seguro Social, pero hoy a mis 82 años sí acudo al ISSS en donde se me atiende con excelente atención y puntualidad.

Ojalá que el Gobierno ya no pida préstamos del exterior para atender las necesidades arriba indicadas, como ya es costumbre inveterata.

Lee también

Comentarios