Lo más visto

Karl Marx, a doscientos años de su nacimiento

A doscientos años del nacimiento de Karl Marx, han salido a la luz numerosas publicaciones en torno al legado de su pensamiento, sobre todo en el ámbito económico. La prestigiosa revista The Economist afirmaba recientemente que las ideas de Marx permanecen sorprendentemente relevantes y lo destaca como uno de los grandes pensadores del siglo XIX, que inspiró revoluciones en el siglo XX y generó encendidos debates en torno al desarrollo económico y social bajo el capitalismo.
Enlace copiado
Profesor-investigador de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas

Profesor-investigador de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas

Enlace copiado

Según Schumpeter, Marx no solo adoptó el análisis de los economistas clásicos, sino que partió de su visión, pero de una visión más pesimista, que contiene ya el conflicto en una sociedad de clases, las tendencias autodestructivas del sistema y los costos sociales y humanos del desarrollo capitalista. Esto se explica porque Marx tenía otra perspectiva, que permite corregir la visión de los clásicos: no se trata de prescribir políticas que faciliten al sistema capitalista funcionar más eficientemente, sino ayudar al proletariado a transformar el sistema de relaciones.

Marx veía que las ineficiencias sociales del capitalismo, sus crisis periódicas de subconsumo y desempleo eran algo inherente al sistema que manifestaba la irracionalidad fundamental de dejar al afán de lucro de unos pocos la inmensa tarea histórica de asegurar la satisfacción plena de las necesidades materiales de la humanidad.

Las teorías económicas marxistas sobre la transición al socialismo fueron desarrolladas por seguidores y discípulos de Marx, y no forman parte de su herencia intelectual. Esto significa que los errores y fracasos de las economías de los países socialistas, basadas en una economía centralmente planificada, no pueden ser utilizados para supuestamente comprobar lo equivocado y erróneo de los análisis económicos de Marx.

Una de las predicciones fundamentales de Marx es la que se refiere al carácter constitutivamente expansivo del capitalismo, debido sobre todo a la elevación de la composición orgánica del capital y a la caída tendencial de la tasa general de beneficio en las regiones económicamente avanzadas, lo cual provoca el traslado de capitales hacia zonas geográficas donde la tasa de explotación es más elevada o donde la composición orgánica del capital es inferior.

Lo que se ha dado en llamar hoy globalización es ciertamente un proceso complejo que envuelve dimensiones no solo económicas, sino también políticas, culturales e ideológicas. Sin embargo, desde un punto de vista económico, resulta perfectamente inteligible a partir de la lógica constitutivamente expansiva del sistema capitalista.

Son pocos los intelectuales serios que hoy ponen en duda el valor explicativo de la teoría de Marx de los fenómenos globales del capitalismo. Cualesquiera que sean sus defectos y las limitaciones, Marx pone al descubierto las estructuras y los dinamismos que causan la miseria, la desigualdad, las crisis, las guerras en un mundo dominado por el capitalismo.

El punto básico de atracción de la crítica de Marx al capitalismo para los intelectuales es que tiene un mayor potencial explicativo de los mecanismos largos y profundos que determinan la macroeconomía y, por consiguiente, la microeconomía capitalista. Incluso muchos economistas formados en la llamada “síntesis neoclásica” han encontrado en los escritos económicos de Marx un camino de respuesta al interrogante básico sobre los enormes costos humanos y sociales del espectacular desarrollo del capitalismo en el mundo y sobre los graves problemas que nos depara el futuro.

Lee también

Comentarios