Lo más visto

Más de Opinión

LA

Enlace copiado
Rafael Castellanos

Rafael Castellanos

Enlace copiado

LA es la sexta nota de la escala musical. Todas se escriben sobre el pentagrama, cinco líneas para componer la melodía, para leerla o interpretarla. Para el éxito del Gobierno entrante, es fundamental que la partitura sea armónica, las notas en la sucesión correcta, plasmadas en el pentagrama, el Plan de Gobierno, para lograr algo perdido, que toda la orquesta, ministerios, autónomas y demás lean la misma partitura, y toquen su instrumento (hagan su trabajo) siguiéndola bajo la batuta del director, que sería el presidente y sus dos o tres encargados de Gobierno de preferencia ministro de Planificación, coordinadores de Gabinete Económico y Social y quien mantenga en control y sincronía a las poderosas autónomas que aunque lo sean, deben responder a lineamiento de plan país, no a los intereses o caprichos del grupo que las maneje, como ANDA, CEL, CEPA, PROESA, etcétera.

Una buena sinfonía causa mejor efecto en una sala sin ruidos externos, que son problemas que día a día vive la población, que causan exasperación y calientan los ánimos, al estar la población en estado de tensión permanente, fluye la agresividad que desafortunadamente los salvadoreños llevan dentro. Al resolverlos, la audiencia rebaja tensión, se vuelve más tolerante, la gobernabilidad se facilita.

Uno de ellos es el tráfico enloquecedor. No es difícil resolverlo con voluntad, requiere un plan y recursos que no son monumentales, inteligencia, planeamiento, ejecución eficiente y persistente. Hay demasiados carros y pocas calles, la concentración urbana revienta las ciudades. Las soluciones clásicas son anillos periféricos y ejes viales. En el AMSS el periférico no se concluyó. El Plan Cuscatlán contempla algunas porciones, hay que completarlo para que el tráfico que no debe entrar en la ciudad vaya de paso.

Teóricamente hay ejes preferenciales en los cuales no debiera estacionarse nadie, pero como todas las leyes de tránsito no se respetan, alegremente se estacionan y ponen las intermitentes como que si eso los desapareciera. Esto se corrige siendo estrictos, dedicar una buena cantidad de agentes de tránsito a custodiarlos y poner multas muy altas, quinientos dólares a la primera infracción, perforando la licencia, mil dólares y retirar la placa del carro a la segunda.

Los motociclistas son como plaga, se dice que la mitad no tiene licencia, hay que establecer un plan de detenerlos a todos y solicitar la licencia, y decomisar la moto de quien no la lleva.

Sobran conductores abusivos que hacen un segundo, tercer o cuarto carril en los embudos, igualmente habrá que destacar permanentemente agentes en todos los puntos y al igual que en los ejes preferenciales, poner las mismas multas severas y castigos a los conductores abusivos.

Ya verán que se arregla pronto.

En caso de accidentes, un golpecito provoca un embudo de dos horas. Como en Suiza, los conductores deben apartar los vehículos para dar paso, las compañías de seguro ajustarse, y de nuevo severas multas. Si no basta hacer como Ciudad de México, prohibir la circulación de vehículos con placas nones un día y pares el otro, de lunes a viernes.

A todo esto hay que añadir un sistema de transporte público eficiente y seguro, actualmente es un desastre, corregir el engendro por mal diseño y concesiones irregulares que huelen a corrupción llamado SITRAMSS. La recomendación es desmantelarlo y proponer un metro elevado con dos líneas, una de oriente a poniente y otra de norte a sur del AMSS.

En la próxima, agua potable, gris, basura y burocracia.

Seguiremos tocando...

Tags:

  • Plan de Gobierno
  • autónomas
  • tráfico
  • motociclistas
  • transporte público
  • SITRAMSS

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines