Lo más visto

Más de Opinión

La CCR, un bastión anticorrupción

Enlace copiado
Jaime Ramírez Ortega - Consultor legal y de negocios

Jaime Ramírez Ortega - Consultor legal y de negocios

Enlace copiado

Con las declaraciones dadas recientemente por el ministro de Hacienda, en las que arremete contra la Corte de Cuentas de la República (CCR), deja en evidencia no solo el desconocimiento del proceso de fiscalización de los fondos públicos, sino que en un acto de arrogancia por los múltiples cuestionamientos a su gestión y por la desobediencia a la Constitución, la ley orgánica del Ministerio de Hacienda y Ley de la Administración Financiera del Estado, ha preferido mantener su fidelidad al presidente antes que al juramento constitucional, de esta lealtad ciega surge la obstaculización a la gestión que está realizando la CCR.

Recordemos que el ministro de Hacienda ha desobedecido sin justa causa al no presentarse a la comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el uso de los fondos públicos en el contexto de la pandemia, pese a que es obligación de todo funcionario acudir de conformidad con el artículo 132 de la Constitución. Es importante que el ministro explique los hallazgos de la CCR y de la Fiscalía, sobre los exceso en las compras, los precios sobrevalorados, y las compras efectuadas a empresas ligadas a funcionarios del Órgano Ejecutivo que han sido denunciados y que ahora son de dominio público.

No se debe olvidar que el ministro de Hacienda tiene una investigación en curso por la presunta compra efectuada por el Ministerio de Salud por un valor de $750,000 en protectores faciales a la firma SYGM Asesores, S. A. de C. V., cuyos socios ocupan altos cargos en la empresa SCI Audit Tax Advisory, de la cual el ministro de Hacienda es socio fundador y director. De modo que esta acción no puede catalogarse como un error o una casualidad, sino que se trata de una acción delictuosa y premeditada de tráfico de influencias que busca favorecer a los amigos del presidente en detrimento de los verdaderos emprendedores.

Aunado a ello, están las compras sospechosas efectuadas por el Ministerio de Obras Públicas, en más de $2.5 millones en pruebas de extracción de sangre, el manejo irregular de los $500 millones en el contexto de la pandemia de los cuales el MAG no ha querido dar cuentas y ha bloqueado de forma deliberada a la CCR, y dicho sea de paso reorientaron varios cientos de millones de dólares sin la autorización de la Asamblea Legislativa, violando de forma directa lo que mandatan la Constitución y la ley AFI.

Siguiendo ese hilo de corrupción, el MAG efectuó compras y distribuyó atún por medio de la sociedad mexicana B-Eminent, que fue catalogada por la autoridad fiscal de México como una empresa fantasma, al facturar operaciones simuladas. Del mismo modo el MAG compró de manera sospechosa 33,000 toneladas métricas de maíz blanco procedentes de Sinaloa, México, lo cual es antipatriótico, porque va en detrimento de los productores locales y genera un desbalance en el mercado nacional, así mismo el MAG reporta un gasto de $151.9 millones, de acuerdo con la memoria que entregó a la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, no envió los informes que ordenó la Asamblea al aprobar los decretos de emergencia, ni publicó las órdenes de compra en los portales de transparencia, como tampoco le ha dado acceso a los procesos de adjudicación a la CCR, para realizar el examen especial, al contrario, el ministro de Agricultura ha bloqueado el trabajo del ente fiscalizador, de modo que por todas estas compras sospechosas y por la flagrante violación a la Constitución y la ley AFI, y por la retención indebida del FODES y de los salarios de los empleados públicos de los otros Órganos de Estado, es que el ministro de Hacienda deberá comparecer ante la FGR.

Tags:

  • CCR
  • ministro de Hacienda
  • compras
  • Salud
  • MAG

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines