Lo más visto

Más de Opinión

La Cultura del "A mí eso no me va a pasar"

Enlace copiado
Fito Salume

Fito Salume

Enlace copiado

Cuando uno ve y analiza las cosas que suceden en nuestro país y en nuestra región que no tienen sentido, que atentan contra toda la lógica, y que incluso previendo que son cosas que suceden que se podrían evitar y la sociedad no hace nada cuando todavía se está a tiempo para hacer algo al respecto, uno llega a la conclusión que la apatía del ciudadano cuando mira una injusticia que se está perpetrando contra alguien más y no hace nada es porque en el fondo de su mente dice: "A mí eso no me va a pasar".

Esa apatía en nuestra sociedad hace que los pocos ciudadanos que tengan la valentía de luchar en contra de la corrupción, de la impunidad, de la injusticia producto del tráfico de influencias tengan que hacer esa lucha prácticamente solos. No es desconocido para muchos capitalinos las recientes marchas con pancartas difamatorias en contra de mi persona promovidas por un funcionario de la Alcaldía de San Salvador quien está denunciado por una serie de presuntos actos de corrupción.

La tristeza del caso es que mi persona ahora es el blanco de este presunto corrupto sencillamente por haber sido Fundación Transparencia, institución que yo presido, la que haya hecho públicas todas las denuncias ciudadanas que señalan los presuntos ilícitos cometidos por este funcionario.

Lo alarmante para mí es la poca reacción de los ciudadanos en rechazar y denunciar este atropello público que tanto el señor alcalde de San Salvador y su concejo municipal han permitido sin haber tomado mayor acción para investigar tanto señalamiento contra dicho funcionario y al contrario han aparentemente adoptado la actitud de "A mí eso no me va a pasar" y por ende permiten no solo la permanencia de dicho funcionario que está a todas vistas actuando en contra de las funciones de la descripción de su puesto sino que además utiliza los recursos de la alcaldía libremente para ejecutar dichos actos atentatorios en contra de la persona que lo ha denunciado.

Yo llamo a la reflexión a todos aquellos salvadoreños que dicen estar cansados de la corrupción, de la impunidad, del uso indebido de los recursos públicos, que no se queden de brazos cruzados, que expresen su opinión, que alcen su voz, porque solo en un país donde los ciudadanos tengamos el valor de denunciar y enfrentar a los corruptos es que tendremos la legítima esperanza de que las cosas cambien.

Tags:

  • apatía
  • injusticia
  • corrupción
  • alcaldía
  • Fundación Transparencia
  • impunidad

Lee también

Comentarios