Lo más visto

La Navidad y sus efectos

La Navidad significa el nacimiento de Jesús y es una celebración universal que se hace alrededor del mundo.
Enlace copiado
La Navidad y sus efectos

La Navidad y sus efectos

La Navidad y sus efectos

La Navidad y sus efectos

Enlace copiado
No obstante, la Biblia no revela exactamente en qué fecha nació Jesús, tampoco se puede asegurar que haya nacido en invierno. Por ejemplo, la inscripción que dispuso Roma, poco antes de que Jesús naciera, César Augusto mandó a censar a todo ciudadano y extranjero.

Por lo que tuvo que inscribirse toda persona en su propia ciudad, lo cual implicó para José y María hacer un viaje de una semana o más (Lucas 2:1-3). Independientemente de la época del año, a la gente no debió agradarle tener que cumplir con dicho decreto, que quizá tenía el objetivo de fijar impuestos y reclutar hombres para el servicio militar. Pero es poco probable que César Augusto hubiera querido agravar la situación obligando a sus súbditos a hacer un largo y difícil viaje en pleno invierno.

La otra evidencia bíblica, en el tiempo en que nació Jesús, es que había pastores y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños (Lucas 2:8). Lo cual explica que los rebaños se quedaban al aire libre desde la semana antes de Pascuas que es a finales de marzo y no volvían hasta mediado de noviembre. Por lo tanto, pasaban el invierno resguardados en las majadas, y ese detalle basta para probar que la fecha tradicional de Nochebuena en invierno tiene pocas probabilidades de ser exacta, puesto que el Evangelio nos dice que los pastores estaban en los campos.

Sin embargo, lo cierto es que Jesús nació y estuvo con nosotros en la tierra y recordar su nacimiento es un hecho muy noble por parte de la Iglesia católica, bajo ese contexto es importante tener en cuenta que la Navidad representa el nacimiento del Salvador del Mundo, y de ninguna manera se puede unir lo santo con lo pagano, es decir, que la Navidad no es para celebrar embriagándose o endrogándose hasta perder el conocimiento, ni tampoco es para carnavales o bacanales como lo hacían los antiguos romanos en el Solsticio de Verano.

Jesús dijo: “El que no está conmigo, contra mí está; y el que conmigo no recoge, desparrama” (Mateo 12:30). Así mismo en el capítulo 4 verso 4 de la Epístola de Santiago establece: ¡Oh, almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. De la misma manera el Evangelio según San Juan capítulo 14:21 define: El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

De manera que no hay ninguna comunión entre las tinieblas y la luz, ya que no hay acuerdo entre el templo de Dios y los ídolos. Porque los cristianos auténticos representan el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. De modo que nuestro Señor Jesucristo espera de sus hijos que anden de forma decorosa, recta y piadosamente.

Haciendo el bien en todo momento, aunque pasemos por diversas tribulaciones y problemas, dado que Jesús dijo: en este mundo tendréis aflicción, pero confiad que yo he vencido. Así que los cristianos auténticos estamos llamados a imitar a Jesucristo, y no a las placeres y libertinajes que ofrece este mundo. Por lo tanto, debemos de guardarnos sin mancha, esperando la pronta venida del Señor Jesucristo.

Tags:

  • navidad
  • jesus
  • nacimiento
  • biblia

Lee también

Comentarios