La Noche de los Cuchillos Largos... para la Constitución (II)

Enlace copiado
Rubén I. Zamora - Exembajador en Estados Unidos y la ONU

Rubén I. Zamora - Exembajador en Estados Unidos y la ONU

Enlace copiado

El Salvador, 1º de mayo de 2021

Partamos de una diferencia y coincidencia: Hitler estaba dispuesto a liquidar sistemáticamente la democracia, no solo por sus ambiciones de poder, sino por su ideología antidemocrática y racista, mientras que en el actual proceso, el presidente Bukele se acerca más a los militares del pasado, de Maduro y de Daniel Ortega, pretendiendo mantener la fachada democrática, pero, gradualmente, corroyendo su institucionalidad; con el mismo resultado: control absoluto del poder político por parte del Ejecutivo.

Lo que pasó el 1º de mayo en la Asamblea Legislativa no es nuevo, el Ejecutivo lo ha ido construyendo gradualmente durante año y medio. Desde los despidos arbitrarios vía Twitter, pasando por el fallido intento de controlar la Asamblea Legislativa usando la fuerza pública, a una última etapa de desobediencia a normas constitucionales y legales, y de acoso a los medios de comunicación.

Las decisiones tomadas en la Asamblea Legislativa el 1º de mayo están plagadas de violaciones a las normas constitucionales y a leyes secundarias: la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y del fiscal general de la República constituye el paso más grave del Ejecutivo en el proceso del autoritarismo a la dictadura; el Legislativo es instrumentalizado por el Ejecutivo y empujado a actos de violación al Estado de Derecho en lo que respecta a la ruptura de la independencia de los Órganos fundamentales y el sometimiento del Legislativo al Ejecutivo.

Las graves violaciones a la Constitución cometidas esa noche por los diputados de Nuevas Ideas y sus aliados de GANA, PDC y PCN pueden sintetizarse de la siguiente manera:

1.- El artículo 186.2 faculta a la Asamblea Legislativa para destituir a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, pero la somete a una ineludible condición que la AL deberá cumplir previamente, cual es que proceda únicamente "por causas específicas, previamente establecidas por la ley", o sea que, mientras no haya una ley específica normando las causales y el procedimiento de destitución, la Asamblea está impedida constitucionalmente para hacerlo. El alegato de acusación elaborado por casa presidencial y leído por los diputados, no una sino varias veces y maliciosamente, insistió en la capacidad de la AL para destituirlos, pero solo citando la mitad primera de la frase y esconde la segunda parte arriba citada. En conclusión: la resolución de la AL es nula y el alegato de destitución es un documento de mala fe, destinado a que los diputados y el pueblo entero no se den cuenta de la inconstitucionalidad.

2.- A los diputados se les leyó, por primera y única vez, un documento de acusación a los magistrados que contiene 27 páginas y acto seguido se procedió a la votación de su destitución. La Constitución establece en el artículo 11 que ninguna persona puede ser privada de sus derechos sin ser previamente oída y el artículo 1 considera el trabajo como uno de los derechos fundamentales de la persona. Los magistrados y el fiscal general no fueron citados ni se les dio espacio para ser escuchados, se les negó el derecho democrático de audiencia, por lo tanto, la AL cometió otra violación y esta anula los actos de destitución.

3.- El nombramiento de los "nuevos magistrados" también es nulo, pues la Constitución en su artículo 186.3 establece: "La elección de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia se hará de una lista de candidatos que formara el Consejo Nacional de la Judicatura" (CNJ); si bien es cierto que dos de los cinco "electos para la nueva Sala" son ya magistrados de la Corte, los otros tres fueron electos y no forman parte de la lista oficial de 30 candidatos. En consecuencia, su nombramiento es nulo.

4.- A las violaciones anteriores hay que añadir dos más: el procedimiento de elección seguido esa noche viola la jurisprudencia constitucional que requiere un proceso serio y transparente y no los pocos minutos que los diputados de Nuevas Ideas se tomaron para elegir y si bien la sociedad civil ha criticado siempre las elecciones basadas en reparto de puestos de las fracciones, hoy tenemos algo peor: la fracción de Nuevas Ideas inauguró su monopolio político de las elecciones de segundo grado.

Tags:

  • Noche de los Cuchillos Largos
  • Constitución
  • destitución
  • magistrados
  • dictadura
  • Ejecutivo
  • artículo
  • Asamblea

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines