Lo más visto

La UCA: Las izquierdas han colapsado

“La UCA tradicional simpatizante del FMLN publica un demoledor editorial ‘Sí, las izquierdas han colapsado’ en el cual desnuda su incapacidad para manejar el Estado sustituyendo a los reales agentes económicos y sociales, Venezuela, Brasil y El Salvador además de incapacidad montando un sistema de corrupción colosal, mientras el petróleo aguantó”.
Enlace copiado
Enlace copiado
En un escrito muy lúcido, la UCA a través del Centro Monseñor Romero publica este editorial que viniendo de un aliado y simpatizante de siempre, es una crítica demoledora al FMLN, usando el discurso del presidente Sánchez Cerén en Naciones Unidas, en que culpa a la Sala de lo Constitucional y sus sentencias de toda su incapacidad y a una conspiración de la derecha para arrebatarle el poder, tal como sucede en Brasil y Venezuela. El editorial califica de absurda la declaración por ignorar las grandes diferencias entre los tres países y escapar a reconocer su incapacidad para manejar el país y que más directamente les dice literalmente “refleja la desesperación de un gobierno atrapado en su propia maraña política y con cierta debilidad por la teoría conspirativa, resabios de la época de la clandestinidad guerrillera”. ¡Wowww!

La elaboración sobre el fracaso de las izquierdas latinoamericanas que al igual que el 90 % del mundo califica de evidente, es porque su modelo ha colapsado, al igual que en el resto del mundo, más que por inspiraciones de la derecha. Compartimos con el padre Cardenal que el llamado socialismo real colapsó al igual que la social democracia, que en el criterio de muchos era la esperanza de la izquierda. Coincidimos como se ha demostrado en todo el mundo, que el comunismo implosionó, explotó desde adentro por sus propias inconsistencias, demostrando que cuando el Estado reemplaza a los otros agentes sociales y económicos, fracasa, pues piensa que solo él es quien vela por el bien común y los demás son interesados, convirtiendo la situación en una de ineficiencia generalizada mucho peor que lo que pretendían corregir. Si bien para muchos es una verdad incontrovertida, a la vista de sus desastrosos resultados, viniendo de la UCA, en El Salvador, en este preciso momento, es una poderosa declaración para poner a pensar a los que viven engañados, por desconocimiento, resentimiento, lavado de cerebro o cualquier otra razón.

El socialismo bolivariano llamado del siglo XXI se mantuvo mientras los precios del petróleo y las grandes reservas de Venezuela lo mantuvieron en Venezuela y en los otros países acólitos financiados. El tratar de sustituir a los motores reales de la actividad económica y reemplazarlos por el Estado, poniendo al frente a funcionarios no por capacidad sino por militantes y militares llevó la barca en el rumbo previsto, la situación empeoró cada vez más, lograron disminuir la capacidad de extracción petrolera colosalmente, y a la par montaron como en todo gobierno totalitario un sistema gigantesco de corrupción, en Venezuela y sus países aliados, aquí el Alba y todas sus empresas quebrando, tienen muchas cuentas que rendir. Sin recursos económicos la cúpula en Venezuela se aferra al poder para no ir a la cárcel, dice el editorial de la UCA.

La izquierda latinoamericana obviamente fracasó, ha sido una versión peor que la de las malas derechas, han sido incapaces de manejar lo establecido o imaginar y postular nuevas y mejores alternativas, más bien se han adaptado al statu quo disfrutando de todos los privilegios que pueden, porque perderían su privilegiada posición.

Tratan de aferrarse al poder sin restricciones ni instituciones que les sean incómodas como única forma de sobrevivir, a lo que aparentemente ya están encaminados con pasos como no asignar presupuesto al TSE y en una dirección diferente, tratar de quedarse con las pensiones de los cotizantes para evitar un ajuste doloroso.

Cierro con una frase impactante de ese editorial: “...La resignación, ante lo aparentemente inexorable, aunque les duela sinceramente, ha hecho de las izquierdas, la izquierda de la extrema derecha. Ni siquiera llegan al centro”.

Demoledora crítica después de un Día del Trabajo en que se da lo absurdo de que el gobierno marche contra sí mismo aunque aparenta que no.

El que tenga oídos...
 

Lee también

Comentarios