Lo más visto

Más de Opinión

La Universidad de El Salvador y su presupuesto desfinanciado

Enlace copiado
David Hernández - Escritor

David Hernández - Escritor

Enlace copiado

Profunda preocupación reina en la comunidad universitaria debido al actual desfinanciamiento presupuestario de la única institución pública de educación superior, que asciende a un total de casi $13 millones que el Ministerio de Hacienda adeuda a la UES y que aún no le ha sido depositado.

La comunidad universitaria, que comprende a cerca de 72,000 estudiantes, docentes y administrativos, y que multiplicado por un mínimo de 4 personas del grupo familiar abarca más de un cuarto de millón de ciudadanos, necesita estos recursos para suplir necesidades básicas y compromisos financieros impostergables.

La UES es la única universidad pública de toda la región que cuenta con un presupuesto que llega al 1.4 % del Producto Interno Bruto (PIB), sin recibir ningún incremento anual, siendo el más bajo de la zona, comparado con Costa Rica por ejemplo, que tiene 7 % del PIB en su presupuesto anual.

Según el rector, maestro Roger Arias, y el vicerrector administrativo, maestro Juan Rosa Quintanilla, entre las urgencias de la alma mater se encuentra el pago de agua, luz, teléfono y conectividad a internet, así como la compra de material didáctico para la atención en la formación de estudiantes. Está pendiente la construcción y equipamiento de la Biblioteca y Auditórium de la Facultad Multidisciplinaria Paracentral, ya programado en la ley de presupuesto de la UES.

Otra medida urgente es impulsar planes alternativos para el financiamiento de las cuotas de escolaridad de estudiantes provenientes de instituciones privadas adeudadas desde marzo de 2020, quienes debido a la difícil situación que sus familias experimentan a raíz de la pandemia por covid-19, no han podido cubrir sus compromisos con la institución. Y dos opciones planeadas de conectividad domiciliar para estudiantes que enfrentan serias limitaciones de acceso a internet y equipos adecuados, sin los cuales no pueden completar sus procesos de formación académica y ven coartado su derecho a la educación.

El vicerrector académico, Dr. Raúl Azcúnaga, afirmó que el ciclo II 2020 está en riesgo, aunque pese a las limitantes existen lineamientos académicos para que se proyecte el siguiente ciclo en la modalidad virtual, como se ha hecho hasta el momento. Sin embargo, el rubro de la Universidad en Línea y el Programa Jóvenes Talento son de los más afectados por la insolvencia provocada por la cartera de Estado.

Las autoridades han decidido proponer al Consejo Superior Universitario (CSU) que el pago de las cuotas no sea requisito para la inscripción del nuevo ciclo, mientras se espera el refuerzo presupuestario.

Son muchas las voces de la sociedad que contemplan alarmadas esta irregularidad en el cumplimiento de asignación presupuestaria, pues este dinero ya estaba contemplado en el presupuesto aprobado 2020, de $102 millones 894 mil, de los cuales $88 millones 407 mil (más $3.2 millones de refuerzo) son aportados del Fondo General de la Nación y los restantes $11 millones 199 mil son de recursos propios. No se está solicitando más presupuesto, sino exigiendo lo que por ley corresponde a la Universidad.

Sabemos de la buena voluntad y disposición de la ministra de Educación y del ministro de Hacienda, y no dudamos de que gracias a sus buenos oficios se llegará a una solución satisfactoria.

La mejor inversión del Estado es invertir en la Educación Superior, para un mejor futuro de la nación.

Tags:

  • Universidad de El Salvador
  • presupuesto
  • ley
  • urgencias
  • cuotas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines