Lo más visto

Más de Opinión

La amenaza de JOHNKASOU

Enlace copiado
José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

En el Hospital “El Salvador” están instalando una planta de tratamiento de aguas negras japonesa de marca JOHNKASOU. Conocida en inglés como “Package Waste Water Treatment”, no es la correcta, pues se trata de una planta bioquímica apta para el tratamiento de aguas negras ordinarias.

En su primera etapa, la planta japonesa utiliza aire a presión que provoca un burbujeo en los residuos, generando aerosoles que se ventilan al aire libre, no aptos para una zona turística residencial. El aire de San Benito pronto estará impregnado de mal olor, y de partículas microscópicas de humedad suspendidas en el ambiente.

En países desarrollados, las normas de construcción regulan que este tipo de plantas de tratamiento se instalen en zonas con mucha vegetación, a más de 500 metros de infraestructura comercial o residencial. Además, regulan que el agua tratada se deposite en fosas sépticas y no en quebradas aledañas.

En países donde los presidentes se las llevan de urbanistas, las normas de construcción no se respetan y, como resultado, muy pronto correrán riesgo los habitantes y visitantes alrededor de la Comunidad Las Palmas, El Manguito, Palermo, Colonia Militar y San Benito, Casa Presidencial, Estado Mayor, Ministerio de Obras Públicas, Museo Nacional David J. Guzmán, los centros comerciales Feria Rosa y Bambú, el Mercado de Artesanías, Colegio Highlands, Hotel y Teatro Presidente, torres corporativas, toda la Zona Rosa, y sus múltiples restaurantes y comercios.

Las plantas de tratamiento JOHNKASOU son adecuadas para la industria textil, industria de bebidas y comidas, aguas residuales municipales, pero nunca jamás para hospitales. Esto pues no tienen la capacidad de eliminar las partículas de residuos humanos, por lo que aparte del mal olor, son dañinas para la salud.

Los residuos hospitalarios contienen químicos nocivos, sangre y otros desechos humanos ausentes en las descargas de aguas negras corrientes. Se complica más el panorama en el “Hospital CIFCO”, pues las aguas negras tendrán una alta carga viral del coronavirus, cuya presencia está comprobada en las heces humanas, y puede sobrevivir su paso por alcantarillas, ríos y quebradas, por 23 horas. En otras palabras, el peligro no solo será para San Benito y sus alrededores; la quebrada “El Piro” contaminará gran parte de nuestra ciudad capital.

Pero el problema no termina aquí. La falta de planificación y arquitectura urbana pone punto final al proyecto “corredor turístico cultural”, que incluía CIFCO, los MARTE y MUNA, el Monumento a La Revolución (el Chulón), el Teatro Presidente, restaurantes, comercios y hoteles circundantes al hospital “temporal” más cool del mundo.

Me gustaría conocer la posición oficial de la OPAMSS, Medio Ambiente y la Alcaldía de San Salvador, ante un hospital que está hecho por capricho, y que de temporal se convertirá en permanente, sin pasar por ningún ente regulador.

Culpa de la amenaza de JOHNKASOU, y de un hospital ilegal en medio de nuestras bases culturales y turísticas, nuestra capital se convertirá en el shit hole más grande y cool del mundo mundial. ¿Por qué no levanta bandera, señor alcalde?

Tags:

  • Hospital El Salvador
  • Hospital CIFCO
  • Package Waste Water Treatment
  • planta japonesa
  • planta de tratamiento de aguas negras

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines