Lo más visto

La amnistía

Pronto, si es que no ha resuelto cuando se publique este artículo, la Sala de lo Constitucional va a resolver sobre la constitucionalidad o no de la amnistía.
Enlace copiado
La amnistía

La amnistía

La amnistía

La amnistía

Enlace copiado
Lo único que espero es que resuelva conforme a derecho. Cualquier decisión va a ser cuestionada, por ello lo mejor para ellos y el país es resolver conforme a derecho. Así aprenderemos como pueblo.

Relato experiencias personales para fundamentar lo que he dicho anteriormente. Me tocó la experiencia de estar en 1977 en una cárcel clandestina en la Policía Nacional, conocida como “el castillo negro”, e igualmente ser en 1980 rehén del FMLN.

Cuando fui rehén del FMLN en el Ministerio de Educación mi esposa igualmente era rehén del FMLN en el local del PDC. Tanto mi esposa y yo no fuimos torturados físicamente. Sí, psicológicamente.

En la Policía Nacional en dicha cárcel clandestina pasamos 3 días juntamente con Rubén Zamora en celdas sin luz de tal manera que no se podía ver uno las manos. Ahí estaban personas que reclamaban en canje por el canciller Borgonovo quien estaba secuestrado por una de las organizaciones del FMLN. Nos sacaron de dicha celdas y pasamos posteriormente 30 días en las celdas públicas de la Policía. Meses después vino una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y tanto Rubén como yo denunciamos que esas personas estaban presas y hasta la fecha no han aparecido.

En 1980 era ministro de Educación y convoqué a las organizaciones de estudiantes de secundaria a platicar para encontrar puntos de acuerdo para trabajar conjuntamente. Su respuesta fue la toma del Ministerio de Educación. Mi esposa estaba de rehén en el local del PDC que había sido tomado previamente por una de las organizaciones que integraron el FMLN. Nos permitieron hablar por teléfono a mi esposa y a mí mientras estábamos de rehenes. Le dije que la quería con el temor que no íbamos a salir vivos de esa experiencia. Creo que en la historia de los secuestros a nivel mundial es casi un caso único.

Como rehén del FMLN además de privarme de libertad, una noche después de varios días de estar de rehén me dijeron que tenía armas escondidas debajo de mi pantalón y que me lo bajara para que vieran que no tenía armas. Les dije que eran igual de torturadores que los cuerpos represivos. Mi esposa, ya difunta que en paz descanse, como les contra argumentaba dijeron que era irrespetuosa y la confinaron en aislamiento en un cuarto. Tanto las condiciones de la cárcel clandestina como lo que nos pasó en tanto que rehenes son tortura.

En un momento sentí cólera y todo lo que ustedes quieran. Luego me dije: no puedo tener esos sentimientos para no ser como ellos. No. Obviamente no lo puedo olvidar, pero aunque no me hayan pedido perdón por lo mío y de mi esposa los perdono. En uno y otro lado hay gente buena y mala. Hay que convivir con ellos y construir juntos un nuevo país para que ellos no se vean obligados o motivados a volver hacer lo mismo.

No es argumento no reabrir heridas que no se han cerrado. Es necesario conocer la verdad, rectificar los errores, perdonar al otro, pedir perdón y juntos construir un futuro para todos.

Espero que la Sala de lo Constitucional resuelva conforme a derecho para nuestro futuro.

Tags:

  • sala
  • amnistia
  • fmln
  • carcerles
  • tortura

Lee también

Comentarios