La caficultura salvadoreña está en el abismo

Recuerdo que mi primer artículo en este prestigioso periódico en el año 2006 se titulaba “La crisis de la caficultura salvadoreña”.
Enlace copiado
La caficultura salvadoreña está en el abismo

La caficultura salvadoreña está en el abismo

La caficultura salvadoreña está en el abismo

La caficultura salvadoreña está en el abismo

Enlace copiado
Pareciera que he tenido un “deja vu” al respecto. No es que escriba lo mismo, pero la situación crítica de la caficultura parece que va de mal en peor. Gracias a Dios actualmente vivo de la docencia, empero, recuerdo los años dorados cuando los cafetales no padecían de enfermedades y la producción era abundante.

Todos los cafetaleros tienen que realizar grandes esfuerzos para ver florecientes y prósperos sus cafetales.

Según las estadísticas, somos 22,000 cafetaleros, los cuales estamos esperando que el Gobierno reaccione ante la crisis de la caficultura.

A finales de 2014, el profesor Salvador Sánchez Cerén y Óscar Ortiz se reunieron con cafetaleros en Ahuachapán para apoyar el Pacto Nacional del Café. Los candidatos presidenciales se comprometieron a rescatar la caficultura. ¿Se podrá salvar la caficultura a corto plazo? ¿Ese compromiso se lo llevó el viento?

En el relanzamiento del Pacto Nacional del Café, el presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador le entregó al vicepresidente Óscar Ortiz el plan de atención para rescatar la caficultura. A la fecha las estadísticas no mienten, se producirán aproximadamente 850,000 quintales.

La roya, las extorsiones y la falta de apoyo del Gobierno son los problemas por los que está sucumbiendo la caficultura salvadoreña. Es menester de las autoridades, en especial del Ministerio de Agricultura y Ganadería a través de PROCAFE y el CSC, que evalúen el documento entregado por el gremio cafetalero y se pongan a trabajar en conjunto. Y, supuestamente quieren inyectar otro pago de impuesto a los cafetaleros.

Recordemos que el problema de la caficultura, implica pérdidas en las exportaciones; la roya ha destruido miles de manzanas de cafeto, los ríos están disminuyendo sus cauces, debido a la pérdida de los bosques cafetaleros. Se necesita de arbustos resistentes al hongo de la roya y para salvar la caficultura se estima que se deben sembrar más de 30 millones de arbustos.

El problema es complejo, las personas que viven de la caficultura, en especial los campesinos, los cuales realizan actividades todo el año, han tenido problemas económicos y por ello están realizando otras actividades.

“La Mesa por la Soberanía Alimentaria” está preocupada por la falta de oportunidades a las que se enfrentan las personas que viven de la caficultura. Aspecto del que no debe hacerse caso omiso; ya que la caficultura es fuente de vida para muchos.

Las personas que viven de la caficultura están cada día emigrando a las ciudades en busca de oportunidades. Es evidente el desempleo en este sector. Por lógica, si disminuye la cosecha de café anualmente, disminuye la mano de obra. Un 40 % de las personas que viven del rubro del café mejor se ha dedicado a otras actividades.

El Gobierno debe reaccionar. Es evidente que la deforestación ha aumentado, la roya sigue haciendo de las suyas. Algo que se debería rescatar es el apoyo a PROCAFE, institución que ha quedado casi aniquilada. Ellos siempre estuvieron apoyando técnica y científicamente a la caficultura. Actualmente es una entidad que tiene poco apoyo. La cosecha 2014-2015 será de 850,000 quintales, según ABECAFE.

¿Espera el Gobierno que desaparezca la caficultura? ¿Ya analizó el impacto ambiental que está sufriendo el país por el problema de la roya? ¿Cómo hacer para reactivar el antiguo “grano de oro”? Estas y otras interrogantes se deben analizar.

Los productores y beneficiadores estamos esperando que haya una reactivación de la caficultura. Eso generará empleos y con ello se recuperará el bosque cafetalero perdido. Muchos cafetaleros manifiestan que están en la quiebra y esperan que se vean cambios. La caficultura está en el abismo.

Tags:

  • caficultura
  • roya
  • pacto por el cafe
  • procafe

Lee también

Comentarios

Newsletter