Lo más visto

La campaña para los próximos comicios ya está en el ambiente aunque las definiciones formales de candidaturas tengan su calendario

En los comicios de 2019 vuelve a tomar preeminencia el tema vital de la alternancia, y en tal sentido ARENA, que es el partido que podría ser alternante, debe prepararse en forma inteligente y proyectiva, para que la contienda pueda ser un verdadero campo de medición de aquello que el país necesita y la ciudadanía espera.
Enlace copiado
Enlace copiado
La experiencia vivida en las elecciones más recientes indica que las campañas para captar el voto ciudadano se han venido extendiendo a medida que el desenvolvimiento del proceso democrático genera más conciencia y más responsabilidad en la población electora. Esto adquiere un sentido pragmático aún mayor en el caso de la elección presidencial, porque el régimen presidencialista que se vive desde siempre hace que la figura del que gobierna ejerza un poder de primer orden en todo lo que corresponde a la conducción nacional. Y en esa línea, al haber una constante competencia cerrada entre las dos fuerzas partidarias principales, se viene imponiendo la necesidad de contar con más tiempo para desplegar las respectivas estrategias orientadas a dar a conocer e impulsar a los candidatos con sus respectivas propuestas en el terreno. Así ha ocurrido en los eventos electorales anteriores y así ocurrirá sin duda en el que está a las puertas.

En esta oportunidad, las elecciones municipales y legislativas se enlazan en el tiempo con las elecciones presidenciales, y al ser tan extensa como ya es normal la campaña por la Presidencia no cabe duda de que ambas campañas están ya en proceso. Así lo indican muchas señales perceptibles. Y es que lo que ocurra en marzo de 2018 será una especie de test orientador sobre lo que ocurrirá en marzo de 2019. En verdad nuestra dinámica electoral ha venido ciudadanizándose, en la medida que la democracia se ejercita en los hechos, y esto lo deben asumir a fondo las fuerzas políticas para la selección de los candidatos que escojan y para la definición de sus lineamientos y propuestas.

Ante una ciudadanía cada vez más alerta y demandante, lo peor que podrían hacer los competidores es encerrarse en sus respectivos círculos internos. Hay que salir a la luz en todo sentido, para conectar eficazmente con el electorado. Este es un trabajo que hay que hacerlo en todo momento, pero sobre todo en unas vísperas electorales como éstas en las que ya estamos. En los comicios de 2019 vuelve a tomar preeminencia el tema vital de la alternancia, y en tal sentido ARENA, que es el partido que podría ser alternante, debe prepararse en forma inteligente y proyectiva, para que la contienda pueda ser un verdadero campo de medición de aquello que el país necesita y la ciudadanía espera.

Es claro que en las condiciones actuales la incidencia y la participación de la juventud son cada vez más determinantes, y esto las fuerzas partidarias tendrían que tener más presente que nunca a la hora de escoger candidatos y de plantear ofertas electorales. Los perfiles de los escogidos y las líneas de acción que se propongan deben enmarcarse en ese nuevo esquema competitivo. Las expectativas populares son grandes, y lo primero que los contendientes –partidos y candidatos– deben asegurar es que están comprometidos con el bien común en todas sus formas.

En esta oportunidad, hay que seleccionar con más cuidado que nunca a los propuestos para llegar a la Asamblea Legislativa, a los concejos locales y desde luego a la Presidencia y Vicepresidencia de la República. Las fuerzas partidarias y la ciudadanía tienen que actuar al respecto con lucidez y responsabilidad inequívocas. Y quien lo haga mejor de seguro llevará la delantera.

Nos hallamos a la expectativa de lo que vaya ocurriendo en toda esta temática de aquí a que se abran las urnas en 2018 y en 2019. Es la suerte del proceso nacional lo que está en juego.

Tags:

  • campaña
  • elecciones
  • democracia
  • candidatos

Lee también

Comentarios