Lo más visto

La cardiología y la atención primaria de salud

En los últimos años hemos conocido los notables avances acerca del conocimiento fisiopatológico, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, lo que nos ha permitido indagar y profundizar en aquellos terrenos relacionados con la prevención primaria y llevar el concepto fisiopatológico a la aplicación práctica dentro de un sistema de salud para que esto redunde en beneficio de una sociedad.
Enlace copiado
La cardiología y la atención primaria de salud

La cardiología y la atención primaria de salud

La cardiología y la atención primaria de salud

La cardiología y la atención primaria de salud

Enlace copiado
Cuando digo concepto fisiopatológico me refiero a que, además de la información epidemiológica con la que podamos contar, resulta necesario conocer la fisiopatología de una enfermedad.

Todos coincidimos en que la salud de una población es una condición que no puede desligarse del desarrollo, tanto social como económico, de una sociedad; la buena salud es una de las principales garantías de estabilidad social.

Los organismos internacionales encargados de velar por la salud colectiva ya han definido una política sanitaria de aplicación global y han establecido que la estrategia para llevarla a cabo sea la Atención Primaria de Salud.

La APS constituye una herramienta valiosa para que los sistemas sanitarios puedan ofrecer la mejor medicina al menor costo, en esta época, en que debido al proceso de transición demográfica las enfermedades cardiovasculares son más frecuentes por lo que el concepto fisiopatológico debe de estar al servicio del sistema sanitario.

Un hecho que acompaña invariablemente al desarrollo social y a los adelantos en el conocimiento y la tecnología es la mayor expectativa de vida, el envejecimiento de la población y la prevalencia. A estas consideraciones podemos agregar que el progreso en el tratamiento de la enfermedad coronaria, la diabetes y la hipertensión arterial reducirían aún más la mortalidad de estas patologías.

El objetivo médico debe ser tratar bien la enfermedad, pero al mismo tiempo poner énfasis en evitarla o retrasarla, hecho que permitirá utilizar los recursos en forma más racional.

Sin duda la prevención primaria y secundaria de la enfermedad cardiovascular reporta una gran cantidad de beneficios: mantener la salud, mejorar el pronóstico de las enfermedades, disminuir la utilización de los procedimientos más costosos, reducir el número de internaciones, mejorar la calidad de vida de los pacientes y disminuir la mortalidad cardiovascular.

En cuanto al control de los costos, notamos con frecuencia que la propuesta y acciones de políticas sanitarias no tienen definido previamente cuál es el modelo de atención de la salud que deberían financiar, ni tienen claros los objetivos, sino que parten solo de conceptos económicos, sin analizar de manera adecuada la información científica.

Desde luego, es absolutamente real que los profesionales de la salud debemos preocuparnos por los costos y que el nivel de inversión que se realiza debe estar en relación con las posibilidades de la sociedad, pero tampoco es posible reducir la discusión a conceptos exclusivamente económicos sin considerar los costos reales que implica la calidad.

Quienes son productores de cualquier manufactura entienden perfectamente que para establecer los costos de un producto deben definirse previamente los pasos de la producción y la calidad.

En salud intentar reducir los costos, sin considerar el modelo a seguir, acarrea disminución de la calidad asistencial y falta de apoyo de los profesionales de la salud y de la sociedad en general. La comparación es solo una extrema simplificación del problema, y deja de un lado un elemento fundamental de la historia de la humanidad, el hecho de que la sociedad humana cuide la salud de cada uno de sus integrantes.

Si analizamos en profundidad las definiciones y conceptos de la atención primaria de la salud, observaremos que nada tiene que ver con las apreciaciones de quienes entendieron este tipo de asistencia como acciones para la contención de costos o confundieron atención primaria con atención primitiva.

Tags:

  • enfermedades cardiovasculares
  • tecnologia
  • expectativa
  • vida
  • prevencion

Lee también

Comentarios