La causa de los muchos homicidios

¿Por qué tantos homicidios, si en El Salvador no hay guerra declarada? Muy complejos son sus motivos: trátase de una lucha de poder interno por el control territorial que los diferentes grupos de pandillas se están disputando, para cobro de la “renta” y del usufructo del tráfico de la droga. Tres factores impiden que el Estado pueda combatirlos eficazmente: falta de elementos para combatirla, erróneo enfoque ideológico del conflicto e indecisión política.
Enlace copiado
La causa de los muchos homicidios

La causa de los muchos homicidios

La causa de los muchos homicidios

La causa de los muchos homicidios

Enlace copiado
La tregua con las pandillas ha permitido que en ellas surja el espíritu “político” de grupo, haciéndolas conscientes de su poder. Por esta nueva visión, se ha roto la cohesión interna entre las diferentes pandillas y hace que cada grupo o subgrupo luche por los frutos recolectados en su territorio particular, aun contra miembros de su misma pandilla.

La contención de la insurgencia durante el pasado conflicto armado fue gracias a 65,000 soldados y 200,000 defensas civiles que proporcionaban control territorial e inteligencia. Nunca hubo más de 18,000 guerrilleros y aproximadamente 85,000 simpatizantes organizados en los diferentes frentes de masas. Hoy tenemos, entre PNC y Fuerza Armada, solo 34,000 hombres, contra 60,000 pandilleros y 340,000 dependientes que surten su necesaria logística. La diferencia no solo está en la relación numérica de las fuerzas, sino también, en la capacidad de inteligencia que puedan generar, pues las pandillas basan toda su estructura y sus líneas operacionales en los reportes de inteligencia que suministran 400,000 personas. El sistema de información que posee el Gobierno es casi nulo: su estrategia se basa en planes de patrullaje, con fines disuasivos.

Las pandillas crecieron porque vieron en ellas un potencial político y constituyen hoy una forma de vida; son ahora un poder que puede servir al que mejor le convenga. Por otra parte, para los teóricos de la izquierda salvadoreña, como Dagoberto Gutiérrez, el país es un inmenso laboratorio donde se están llevando a la práctica análisis teóricos de la situación. Esperan que dentro de poco se dé una “somalización” de este presente conflicto, con lo cual el país entraría en una crisis mayor: de la cual solo podría salir creando una nueva sociedad, basada en las teorías del socialismo latinoamericano. Por lo que concluimos que el Gobierno no puede controlar la situación, por falta de elementos materiales y por falta de la debida estrategia; y cambiar el enfoque significaría reconocer un error político que viene desde 2009; mientras la izquierda, que no está en el poder, desea una agudización de la crisis, que considera necesario, para la construcción de un nuevo Estado.

Vemos en el Pacífico salvadoreño un aumento en el decomiso de droga, lo que indica que ha aumentado por esa vía el tráfico de droga y han disminuido (comparativamente) los decomisos en carretera o en almacenamientos terrestres, por lo cual se puede presumir que la lucha interna por el control territorial aún no se ha definido. Cuando la situación interna se estabilice (disminuyan los homicidios porque hay un bando vencedor) aumentará posiblemente el tráfico terrestre; además tomando en cuenta que por la paz en Colombia, disminuirá la producción de droga y que hay un aumento de la misma, en el Perú, habrá más tráfico por el Pacífico que por el Atlántico. Esto fortalecerá aún más a las pandillas que finalmente controlen el territorio nacional.

La agudización del conflicto de las pandillas ya está dando sus frutos perversos: aumento del riesgo país, aumento de los costos operacionales de las empresas desplazamiento de población e intranquilidad y no será evitando que se comenten estas realidades en los medios de comunicación que se evitarán sus efectos, pues el problema tiene una dimensión tal que afecta la Seguridad Nacional y sus efectos atentan contra la Seguridad Hemisférica, anulando todo esfuerzo por la pacificación del Triángulo Norte.

Tags:

  • guerra
  • pandillas
  • control
  • territorio
  • renta
  • droga

Lee también

Comentarios

Newsletter