La cirugía que El Salvador necesita

La belleza ha sido desde el principio de los tiempos la preocupación más íntima y a la vez la más pública en el mundo
Enlace copiado
La cirugía que El Salvador necesita

La cirugía que El Salvador necesita

La cirugía que El Salvador necesita

La cirugía que El Salvador necesita

Enlace copiado
La belleza ha sido desde el principio de los tiempos la preocupación más íntima y a la vez la más pública en el mundo, a tal grado que la medicina se preocupa por la salud, pero la belleza es la parte por la cual el hombre está buscando la innovación y el avance médico; desde el cercano pasado siglo XX se ha tenido un tropel por la tecnología, que jamás lo habíamos visto en el mundo y esto es porque desde la oscuridad del medioevo y el miedo de la tecnología sobre Dios, nadie había tenido la oportunidad de manifestarse tanto, acerca del tema de los avances en la medicina, la tecnología y el mismo origen humano.

Dios para algunos es un ente, para otros es una divinidad, otros lo piensan como una comicidad y para otros simplemente no existe, pero lo cierto es que para muchos es el gran negocio de donde se lucran, afanados en las escrituras, que si bien es cierto son o han sido inspiradas por la Divinidad, se convierten por esa misma incertidumbre pagana en la forma más fácil de encontrar la manera de trabajar sin trabajar.

Parece una paradoja tonta lo que manifesté anteriormente, pero no lo es, ya que todos entendemos que el trabajo se desarrolla creando y dando algún servicio, pero lo cierto es que cuando no tenemos una salida, el que trabaja para Dios nos ayuda a no suicidarnos.

Partiendo de lo anterior, nadie dice nada cuando calladamente alguien se vuelve más joven en apariencia, siendo la respuesta obvia la cirugía plástica, que puede ser el levantamiento de la papada, el quitar la bolsa de los ojos o el extremo, como el caso del pianista Versace, que modificó a su novio hasta hacerlo ver como él literalmente. Pues bien, nuestro país no solo ha perdido el rumbo de lo que debe hacer para recuperarse, sino que se está haciendo cirugías estéticas para salvarse y esto lo digo porque, queramos o no, vamos al momento de que el “lifting” no será suficiente para que el rumbo sea corregido. Lo peor es que la cirugía estética de nuestro país pasó de moda hace más de 18 años.

Se ha tomado una decisión la cual no fue compartida por todos, el cual es volver a la Moral y Cívica. Acá quiero referirme a los que no estuvieron de acuerdo, les entiendo, han sido fieles a sus principios de no tener moral y ser antipatriótico, les funcionó para tomar la vida de miles de salvadoreños que creyeron en ellos.

La Moral es necesaria para frenar las tonterías que los niños hacen al jugar a ser adultos, es necesaria, porque no es cierto que el sexo protegido salva, el sexo protegido es riesgoso porque los tontos creen que pueden ser más inteligentes que el hado; el Civismo es altamente necesario, porque al entender que la patria es nuestra madre, tendremos una raíz a este terruño y solo entonces vamos a amar a lo nuestro y a los nuestros, porque cuando entendamos que el himno nacional y los símbolos patrios restantes son nuestra identidad, van a dejar de robar los que siempre dicen “Dios no te pido que me des, sino que me pongas donde hay”.

Esta es la cirugía que necesitamos, porque El Salvador es la mejor inversión.

Tags:

  • tecnologia
  • dios
  • identidad
  • civismo
  • moral

Lee también

Comentarios

Newsletter