Lo más visto

Más de Opinión

La criminología en los centros penales

Enlace copiado
Ricardo Sosa - Experto en seguridad  y criminología

Ricardo Sosa - Experto en seguridad  y criminología

Enlace copiado

Desde finales del siglo XIX se ha considerado al italiano Cesare Lombroso como el "padre de la criminología", fue médico psiquiatra, criminólogo, ensayista y fundador de la Escuela de Criminología Positivista que en su tiempo fue conocida también con el nombre de la "Nueva Escuela". En resumen, dentro de sus legados dijo que las causas de la criminalidad están relacionadas con la forma, causas biológicas y físicas, el delito es resultado de tendencias innatas de orden genético, pero también menciona la densidad poblacional, el alcoholismo, posición económica, el clima, entre otros. La disputa de esta escuela fue siempre con los enfoques jurídicos y del derecho penal; con el avance de la criminología práctica, y la llegada de los equipos y consejos criminológicos a las prisiones, ha permitido avances significativos en el diagnóstico, tratamiento, recuperación y reinserción de los privados de la libertad, y qué decir de su seguimiento pospenitenciario.

El criminólogo dentro del sistema penitenciario brinda la oportunidad de brindar un manejo más adecuado al combinarse con otros expertos de otras disciplinas, como psicológicos, psiquiatras, trabajadores sociales, abogados, médicos, entre otros. Es vital en la etapa inicial del ingreso de los privados de la libertad, dictamen, y su diagnóstico, como propuesta del tratamiento inicial; no debe privilegiarse el delito por el que está siendo procesado o ha sido condenado.

La criminología en El Salvador permitiría en los centros penales apoyar y aportar al interior de los equipos técnicos, consejos regionales y nacional, contribuir en el diagnóstico inicial y etapa de adaptación, y tratamiento inicial, no debería de esperarse que se tenga una condena firme, se pierden entre uno y dos años y en muchas ocasiones más tiempo con todos los recursos. Sin duda al contar con la sentencia firme se agregan elementos importantes para el tratamiento y sus fases.

La criminología puede brindar grandes aportes para poder construir los perfiles criminológicos para cada delito y con el acompañamiento del equipo técnico diseñar los tratamientos específicos pero con enfoque criminológico. No es suficiente, y está comprobado que solo combatir el ocio carcelario no aborda las causas y compulsión que llevaron al interno o interna a cometer un delito. El trabajo penitenciario debe ser parte de una etapa de tratamiento, y prepararlo con competencias para cuando recupere su libertad, así también que le brinde la oportunidad de poder generar ingresos y pagar la responsabilidad civil impuesta, y ayudar a sus familias.

La criminología sin duda en El Salvador ayudaría a que salgamos de programas con nombres llamativos, pero que no ayudan al interior de hombres y mujeres, por un mal diagnóstico y falta de tratamiento criminológico específico, tenemos un nivel de reincidencia en nuestro sistema penitenciario que oscila por el 20 % que regresa a prisión (entre 7,300 y 7,800) y muchos han sido sorprendidos delinquiendo con la tobillera electrónica en fases previas a cumplir su sentencia, porque pueden mostrar una conducta adecuada para tener acceso a los beneficios penitenciarios, pero su interior no fue tratado. Y los que cumplen su pena completa no reciben seguimiento y tratamiento pospenitenciario. Cuando comprendamos que trabajando técnicamente al interior de los penales sucederán cambios en el exterior, daremos un paso importante en nuestra sociedad, combinado con un trabajo de prevención desde primera infancia, erradicando causas estructurales y con ayuda de la criminología ambiental.

Tags:

  • criminología
  • centros penales
  • reincidencia
  • Cesare Lombroso

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines