La cultura de la violencia y la barbarie

El Salvador está pasando un momento caótico, no es para echarle flores, quizá ya somos un país fallido. Es cierto que los pasos a desnivel son la parte positiva del gobierno, entrega de vasos con leche, uniformes, computadoras, etcétera; sin embargo, los problemas graves se están dejando a un lado. Es momento de resolver todo lo negativo que aqueja a los salvadoreños.
Enlace copiado
La cultura de la violencia y la barbarie

La cultura de la violencia y la barbarie

La cultura de la violencia y la barbarie

La cultura de la violencia y la barbarie

Enlace copiado
Es triste ver cómo asesinan a 11 personas, eso es grave y una barbarie; somos vistos internacionalmente como uno de los países más violentos del mundo. Esas personas asesinadas nada más generaban progreso incorporando alumbrado eléctrico. ¿Está haciendo caso omiso a todos los problemas? En la Asamblea Legislativa se cansarían si por cada persona asesinada pidiesen un minuto de silencio. Eso no cambia nada, la madre sepulta a su hijo con rencor en su corazón.

Con respecto a la cultura de la violencia ¿cómo podremos cambiar El Salvador si el presidente mencionó que no hay dinero para incorporar en la currícula educativa el estudio de Moral, Urbanidad y Cívica? El pueblo exhorta “para comprar camionetas de lujo y hacer fiestas pomposas si tiene el gobierno”.

Cada gobierno tiene su lado positivo y negativo, empero, se debe tomar las riendas con agallas y resolver los problemas. El país está nadando contra la corriente. No es fácil.

Felicito a la periodista Paola Alemán, su pregunta nunca tuvo una adecuada respuesta, a saber: ¿Tiene la capacidad un director de Centros Penales por sí solo el ingreso de prostitutas a un centro penal? Los funcionarios evadieron la pregunta y le tiraron la bola a la Fiscalía. En ningún momento ofendió a nadie.

El presidente respondió: “...Es que tu pregunta lleva a una acusación”. No, no es una acusación, es la realidad que está en evidencia. Es de indagar y llevar a los juzgados a los responsables de esta pornofiesta. Y, habrá otras noticias en las que el gobierno evada la responsabilidad.

En este país pasan tantas cosas, los responsables de cometer delitos, corruptelas, negocios e enriquecimientos ilícitos quedan al final en el limbo. Los periodistas indagan, la Fiscalía acusa, pero al final la mayoría de presuntos delincuentes sale libre. Mientras Estados Unidos dona un millón de dólares a la CICIG de Guatemala por ser un ejemplo mundial, acá el país va a la deriva.

Supuestamente en los gobiernos de ARENA también permitieron que ingresaran mujeres a las cárceles para realizar striptease a los reos. La cultura de decir, en los gobiernos de ARENA también lo hicieron. El análisis es simple, no podemos salir de los problemas si todos están justificando las sinvergüenzadas de otros. Esto no aplica a la frase maquiavélica “el fin justifica los medios”.

Es momento de actuar, las estadísticas son de terror, niños asesinados, masacres, maestros asesinados, policías asesinados, etcétera. Analicemos la interrogante: ¿Hasta dónde resistiremos? Así como evidencian las estadísticas, el panorama predice que este año habrá más asesinatos. Dios nos proteja.

No todos los funcionarios actúan con ignorancia, pasividad o alegan demencia, lo que pasa es que solos no pueden arreglar los problemas. A veces, mejor los sindicalistas salen a las calles a pregonar la verdad, aunque no se les escucha, y si se les escucha terminan dándoles un pedazo de pan. Veamos el ejemplo del bono que les darán a los policías.

Mientras tanto, en algunas dependencias del Estado los erarios del Estado los gastan sin escrúpulos. No podemos estar viviendo más en una cultura de la violencia y la indiferencia, es mejor que se inicien cursos sobre Urbanidad, Moral y Cívica, se pongan leyes más duras, etcétera. Queremos a un presidente y gabinete que trabaje sin tapujos. ¿Podrá un día respirar paz El Salvador?

Tags:

  • violencia
  • moral
  • civica
  • educacion
  • penales

Lee también

Comentarios

Newsletter