Lo más visto

Más de Opinión

La democracia no se preserva sola (1)

Enlace copiado
Rafael Castellanos

Rafael Castellanos

Enlace copiado

Un estimado exembajador en el país, interesado en nuestro desarrollo y mejoras sociales, sigue el acontecer nacional y se manifiesta en las redes. Recientemente dijo una verdad que debemos tener presente, como prioridad de nación: "La democracia no se conserva sola, se mantiene en lucha constante de quienes desean vivirla y los que quieren suprimirla y tener un control total, sin rendir cuentas, por encima de la ley".

Tenemos un largo pasado de autoritarismo de diferentes matices, los años de los gobiernos militares, que impulsaba EUA en Latinoamérica, eran autoritarios, aparentando ser democráticos, en la forma, pero las elecciones eran arregladas, no había espacio para expresiones políticas disidentes, represión y persecución política de bajo volumen. Juraban ser democráticos y respetar las libertades, pero no era cierto.

Realmente controlaban todo, Legislativo, Judicial, municipalidades, la oposición era tibia y reprimida, control territorial con estructuras paramilitares como Orden, muy efectivo para reprimir. También mantenían la tranquilidad en la zonas rurales, "una pareja de guardias" cubría muy eficientemente, bastante libre de delincuencia (y de oposición política) una zona amplia. Para comprender mejor, hay que recordar que el alzamiento campesino instigado por los comunistas y la matanza que le dio fin no estaban tan lejos y algún temor había, si alguien "desaparecía", no había institucionalidad que pudiera darle seguimiento, ni ante quien denunciarlo, ni quien persiguiera a nadie si había un posible ilícito por motivos políticos o cualquier otro que se diera por diferentes causas, dictaduras suaves, control medieval.

La oposición o rebeldía aparecía como era usual en la Universidad Nacional, los estudiantes y algunos profesores, intelectuales y notables sensibles a la realidad eran los que surgían. Algunas veces persecución, hostigamientos, una buena paliza o cárcel estaban a la orden del día. Se dice que cuando surgían intelectuales potencialmente "peligrosos", los enviaban becados al extranjero a estudiar para mantenerlos fuera.

La bonanza económica del café desparramaba dinero y lo económico no era el problema principal de las mayorías, eran las carencias, la falta de institucionalidad y de espacios para manifestarse o diferir. Entonces las cosas se conseguían fácil si alguien era pariente o conocido de un coronel. El café en los cincuenta llegó a valer lo que hoy equivaldrá a $1,500 el saco, se podía comprar un automóvil pequeño con el importe de unos sacos de café, por eso la situación económica general era buena.

Pero los espacios y libertades no existían. Cuando en 1972 una amplia alianza en que Duarte era candidato ganó la presidencial y con un burdo fraude se la robaron, comenzó una resistencia creciente que fue derivando a movimientos clandestinos que evolucionaron a gran resistencia popular y el complejo fenómeno de la guerrilla armada para tomar el poder por las armas.

Así llegamos a la guerra de 12 años, que fue magnificada por la guerra fría, EUA apoyando al gobierno y Rusia y sus satélites a la guerrilla.

70 mil muertos después y la infraestructura del país destruida, se llegó a los Acuerdos de Paz, una refundación de la República en que los mayores logros fueron incorporar a la vida democrática a los rebeldes, eliminar el papel del ejército como actor político, obediente al poder civil al servicio de la democracia y la creación de la Policía Nacional Civil, cuerpo de seguridad al servicio de la población.

Así llegamos a estos días en que soplan otros vientos que hay que analizar a la luz de la historia. Analizar las tentaciones de autoritarismo, el papel del ejército y la institucionalidad que se ha construido en años para preservar la democracia.

Tags:

  • democracia
  • autoritarismo
  • Universidad Nacional
  • café
  • guerrilla
  • Acuerdos de Paz

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines