Lo más visto

Más de Opinión

La escuela: Entre la estrategia y el activismo...

Enlace copiado
Óscar Picardo Joao

Óscar Picardo Joao

Enlace copiado

La escuela es el centro neurálgico del sistema educativo, y en ella, docentes, directores y estudiantes ocupan un lugar crucial en lo que respecta a la eficacia y calidad. Los centros educativos son los que sufren en primera línea los embates, aciertos y desaciertos de las reformas educativas. Es extraño cuando son tomadas en cuenta las escuelas –a través de consultas o entrevistas– para diseñar las grandes soluciones curriculares o los modelos de gestión y administración; generalmente son decisiones "políticas, verticales y descendentes", y obviamente erróneas, legitimadas y financiadas por cooperantes y organismos multilaterales.

El equilibrio entre lo estratégico y táctico en el diseño de políticas públicas educativas es fundamental; lo estratégico aporta la visión de largo plazo, la prospectiva y la planificación del financiamiento; lo táctico establece hojas de ruta, operación y medición de la eficiencia. Los estilos de gerencia ministerial pueden correr dos grandes riesgos: por un lado, quedarse en la abstracción estratégica con ideas y planes que no van para ningún lado; y por otro, caer en un activismo de visitar escuelas o apagar incendios sin asidero a un marco superior de gestión.

La dispersión o atomización de ideas, proyectos, demandas o necesidades educativas resulta otro riesgo importante a señalar. Generalmente la gobernanza del sistema educativo se debate entre las necesidades de la demanda y la posibilidad de la oferta, y siempre son mayores los requerimientos que la capacidad de respuesta. Aquí la clave es saber priorizar y, ordenar cosas urgentes e importantes en función de los niños y de los docentes.

Ante la ausencia irreverente de políticas públicas educativas de largo plazo y de no encontrar ni siquiera acuerdos mínimos para resolver problemas fundamentales –por ejemplo, la escolaridad promedio o el porcentaje del PIB a invertir–, cada cinco años se reinicia el sistema, perdiendo la continuidad, creando nuevos equipos de trabajo e hipotecando el destino de más de un millón de estudiantes en función de nuevas apuestas que solo durarán cinco años o menos. Mientras tanto, seguimos sin laboratorios, sin internet, sin una evaluación docente, perdiendo el 40 % de la matrícula en educación media y con la misma PAES desde hace 22 años. En síntesis, nos acostumbramos o toleramos el sistema paupérrimo y el sistema dual: Sigue habiendo dos tipos de estudiantes...

Por si fuera poco, ni siquiera logramos una visión unificada, técnica y científica para definir si la Universidad de El Salvador –que ostenta el peor presupuesto de la región– necesita o no ser reformada, y lo último que necesitamos es que se politice este tema; mientras tanto, la sociedad y la industria avanzan rápidamente hacia el modelo de industria 4.0, y todos sus derivados (automatización, robótica, digitalización, big data, STEM, Nanociencias, Block-Chain, Machine-Learning, TIC, etcétera).

En materia educativa necesitamos sensatez, ya que se diseña, piensa y planifica el futuro de la nación. Resulta increíble que a estas alturas y después de tantas reformas y millones invertidos ni siquiera tengamos un Currículo Nacional Básico que defina el perfil de ciudadano que necesitamos, que no tengamos de modo censal libros de texto de las áreas básicas, que no contemos con un modelo pedagógico educativo, que el inglés, arte y educación física sea un parche, y que estemos haciendo pruebas de ensayo y error con programas enlatados que nada impactan en el aula.

Escuela 10, Escuela Nueva, Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, Escuela 4.0... pongan el nombre que quieran, pero planifiquen, diseñen y hagan algo que verdaderamente sea eficaz, que se mida y que impacte realmente en la vida de los docentes y de los estudiantes.

Tags:

  • escuela
  • reformas educativas
  • políticas públicas
  • Universidad de El Salvador
  • sensatez
  • currículo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines