La gran responsabilidad que tenemos los abogados

Un tema de mucha importancia para nuestra institucionalidad, y que lastimosamente ha pasado desapercibido, como consecuencia de los graves problemas que ha tenido el escrutinio final de las pasadas elecciones legislativas y municipales, es el de la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y de consejeros del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).
Enlace copiado
La gran responsabilidad que tenemos los abogados

La gran responsabilidad que tenemos los abogados

La gran responsabilidad que tenemos los abogados

La gran responsabilidad que tenemos los abogados

Enlace copiado


Este sábado 28 de marzo, los abogados tenemos la gran responsabilidad de votar en las elecciones que llevará a cabo la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador, para elegir a 15 candidatos a magistrados de la CSJ, la mitad de la lista que el CNJ deberá completar y que hará llegar a la Asamblea Legislativa; así como para elegir a las 3 ternas de candidatos provenientes del gremio de abogados para integrar parte del CNJ, que también se enviarán a la Asamblea.

Ambas instituciones son fundamentales para tener una justicia de calidad y es por ello que las personas que se desempeñen en las mismas deben tener las cualidades necesarias para cumplir lo que la Constitución y ciudadanía esperan.

En la CSJ, se renovarán 5 de los 15 magistrados que la integran, para los próximos 9 años, terminan su período 2 magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo, 2 de la Sala de lo Penal y 1 de la Sala de lo Civil. La votación en la que participarán los abogados es la primera etapa del proceso de elección de magistrados, la cual es clave para ampliar las posibilidades de tener a los mejores profesionales del derecho en la CSJ. Sin embargo, el problema que ha existido es que el porcentaje de abogados que vota es bajo. Según datos de la elección de 2012, la participación fue de un poco más del 30 %. Esto se debe a varias razones, pero la principal es que a muchos abogados no les interesa y no creen en el mecanismo de elección y consideran que lo que prevalecerá son los intereses políticos partidarios.

Personalmente, considero que el proceso de elección de magistrados de la CSJ, teóricamente bien diseñado desde los Acuerdos de Paz, debe revisarse en su totalidad, pues salvo excepciones, no ha brindado los resultados esperados. Sin embargo, la realidad es que los abogados tenemos la oportunidad y responsabilidad de elegir a los mejores profesionales del derecho que tengan el perfil para llegar a la CSJ: amplios conocimientos jurídicos, reconocida trayectoria profesional, honorables, intachables, de una ética incuestionable y por supuesto independientes de los partidos políticos. Deben rechazarse todos aquellos candidatos que ofrecen: eliminar el examen de notariado, bonos para empleados judiciales, cargos en el Órgano Judicial, entre otras propuestas populistas, que vienen a poner en entredicho la calidad moral de quien hace tales ofrecimientos.

Ha sido positivo el aporte de la jurisprudencia constitucional, al desarrollar criterios para que la elección de la CSJ se haga con base en el mérito y la idoneidad, caso contrario, se expone a una declaratoria de inconstitucionalidad. Es por ello que se vuelve importante que los abogados al votar se aseguren que por quien se vota tiene el perfil que establece la Constitución y la jurisprudencia.

En cuanto al CNJ, su funcionamiento e independencia debe mejorar mucho, por lo que es primordial la elección de los 3 consejeros provenientes del gremio de abogados, quienes también deben ser idóneos, honorables e independientes de los partidos políticos.

Es crucial que los abogados acudamos a votar este 28 de marzo, es nuestra responsabilidad decidir sobre los mejores perfiles de candidatos a la CSJ y al CNJ, entre quienes la legislatura entrante tendrá que elegir.

Lee también

Comentarios

Newsletter