Lo más visto

Más de Opinión

La hora de la razón

Con sólo echar un vistazo a lo que ha ocurrido en nuestro país a lo largo del tiempo se constata sin ninguna dificultad que los salvadoreños hemos estado persistentemente inmersos en una especie de tentación irracional que si bien no nos ha impedido evolucionar con heroísmo sí nos ha limitado nuestras posibilidades de progreso real y creciente dentro de la normalidad que debe ser la regla.
Enlace copiado
La hora de la razón

La hora de la razón

La hora de la razón

La hora de la razón

La hora de la razón

La hora de la razón

Enlace copiado
Hasta hace poco podía creerse que este era un fenómeno propio del llamado “Tercer mundo”, pero los acontecimientos que se multiplican en el “mundo global” nos ponen ante una evidencia que no hace mucho hubiera podido parecer inverosímil: la irracionalidad no se circunscribe a zonas artificiosamente delimitadas, sino que es una presencia prioritariamente transversal; es decir, que puede estar en cualquier parte y en cualquier momento. Y lo que hoy la realidad nos presenta es un despliegue cada vez más expansivo de los impulsos irracionales, sin reparar en fronteras de ninguna índole. Así vemos cómo en el mundo que conocemos como “desarrollado” se están produciendo situaciones que muestran una inmadurez y una insensatez que nadie hubiese imaginado. Casos como los del Brexit y la nueva Administración estadounidense son ejemplo vivo de ello. Ante situaciones como las referidas, salta de inmediato la pregunta: ¿Hacia dónde se dirige la humanidad de nuestros días? Y las respuestas dependerán del ánimo de quienes las den: para los pesimistas “vamos hacia la catástrofe total”; para los optimistas “estamos ante un nuevo horizonte de transformaciones renovadoras”. Y los que creemos en esto último caracterizamos lo que viene como la hora de la razón. Así sea.
 

Tags:

  • pesimismo
  • optimismo
  • brexit
  • fronteras

Lee también

Comentarios