Lo más visto

Más de Opinión

La importancia de la transparencia en el Estado

Al inicio de 2017 es importante valorar los avances en el tema de transparencia, como los logros de la Sección de Probidad de la CSJ, el Instituto de Acceso a la Información Pública, el actual accionar de la Fiscalía General de la República, son hitos inéditos que indudablemente nos pone como país, con un mayor nivel de institucionalidad que la mayoría de los países centroamericanos.
Enlace copiado
La importancia de la transparencia en el Estado

La importancia de la transparencia en el Estado

La importancia de la transparencia en el Estado

La importancia de la transparencia en el Estado

Enlace copiado


En diciembre de 2015 la exembajadora Mari Carmen Aponte en el foro Promoción de la transparencia y lucha contra la corrupción en el Triángulo Norte informó que la corrupción en el triángulo norte de Centroamérica era mayor a 50,000 millones de dólares. Si se asume conservadoramente, a manera de ejemplo que un 20 % de esta cantidad le correspondiera a El Salvador esto sería el presupuesto de la nación por alrededor de dos años. ¿Es posible imaginar lo que significaría en nuestro país invertir diez mil millones de dólares? ¿Qué sucedería si los ingresos del país, producto de los impuestos que pagamos los ciudadanos, fueran invertidos íntegramente en las necesidades de la población, en el crecimiento de su índice de desarrollo y en la construcción de la infraestructura necesaria para impulsar el desarrollo del país? ¿Es de beneficio para los salvadoreños que el Estado sea fiel a una política de transparencia? ¿Es esto posible? ¡La respuesta es SÍ! ¿Cómo? Si bajo ninguna circunstancia permitimos que la corrupción robe al país millones de dólares, ya que, si el fondo general de la nación tuviese todos esos recursos, los resultados serían incomparablemente diferentes a lo que estamos viviendo.

La mayoría de salvadoreños a esta fecha no poseemos la seguridad de transitar libremente sin el temor a la violencia criminal que se vive diariamente; no poseemos esas escuelas públicas con todos los recursos necesarios para educar a las actuales y futuras generaciones, no poseemos en los hospitales públicos la mejor cobertura de recursos humanos y medicinas, ni los puertos y aeropuertos modernos que facilitarían la productividad y el comercio, debido a que la corrupción ha robado muchísimas de estas oportunidades.

La transparencia del Estado debe entenderse como un proceso evolutivo que constituye una plataforma para repensar el rol del Estado con un enfoque pro ciudadano, a través del cual se pueden abrir espacios de participación y colaboración entre el sector público, la sociedad civil y el sector privado. Para ello es necesaria una clara política de Transparencia, El Salvador ha iniciado procesos de transparencia de primera generación, que consiste en tener acceso a los archivos oficiales o el acceso a la información pública debido a la recién aprobada Ley de Acceso a la Información Pública y la creación del Instituto de Acceso a la Información Pública; sin embargo, es necesario conocer que la evolución de la transparencia lleva a políticas de acceso a la información de segunda generación o transparencia focalizada que cumplen propósitos más específicos, en pro del ciudadano, es un proceso que no detiene su marcha. Cuando la transparencia es una política de Estado las instituciones cambian. Brasil se ha convertido en un país diferente, lo que actualmente acontece al develarse el más grande escándalo de corrupción que ha estremecido a ese país con una crisis política y económica. Se requieren instituciones con una clara política de transparencia para que funcionen conforme a las leyes y en procura del bienestar ciudadano.

La buena noticia es que en nuestro país este proceso ha comenzado y la transparencia es un concepto que no es relativo, es absoluto, no tiene relación con ideologías, se trata de ser Honestos y no Corruptos.

Tags:

  • transparencia
  • iaip
  • corrupcion
  • ideologias

Lee también

Comentarios