Lo más visto

Más de Opinión

La inseguridad es el flagelo que más incide en la vida cotidiana, y los jóvenes lo están padeciendo con especial intensidad

Hay mucho desencanto y aun desesperación en el ámbito juvenil porque los problemas que se aglomeran sobre la juventud no reciben respuestas suficientes y eficientes de parte del sistema, que es el que debe tomar de veras bajo su responsabilidad toda esta problemática.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es absolutamente evidente para los salvadoreños de las más diversas procedencias y condiciones que la plaga de la inseguridad se ha instalado de manera permanente en el día a día de todos; y aunque hay diversas formas de percibirlo, lo que ocurre es un fenómeno que causa enormes estragos en los diferentes espacios de la vida nacional y por consecuencia en la suerte que corren los individuos, sus familias y los grupos sociales que están alrededor. Para los jóvenes de esta época tal realidad es particularmente agobiante y angustiosa, porque la inseguridad –que no sólo es ciudadana sino que se manifiesta de muchas otras formas en el ambiente– tiene como uno de sus efectos más nocivos el ir cerrando posibilidades de futuro, que es donde la juventud ubica sus metas.

En esta línea, la Organización 3D ha venido realizando una consulta entre los jóvenes del país desde 2014, en torno a la temática de la inseguridad. LA PRENSA GRÁFICA realizó un foro con los moderadores de la consulta, y ahí se manifestaron muchas de las ideas, sensaciones y conceptos recogidos, que conducirán a un foro de propuestas para encarar problemas de inseguridad y también de salud sexual reproductiva. Lo más alentador de todo este esfuerzo es que recoge la voluntad que muestran los jóvenes de trabajar concretamente en la búsqueda de soluciones para la densa y aguda problemática que tanto les afecta. En ese sentido, el contribuir a que la juventud se organice en plan constructivo y propositivo constituye un signo real de evolución hacia niveles superiores de convivencia y de realización.

Subrayamos la función propositiva porque ahí se centra buena parte del éxito posible de este tipo de iniciativas sociales. Los jóvenes ahora muestran mucho más impulso analítico, lo cual es determinante para poder pasar al área de las acciones concretas. En el punto específico de la inseguridad ciudadana, el análisis tiene que llegar al fondo de todos los hechos que se dan al respecto. Para el caso, es insoslayable la necesidad de ir al seno de la vida en las comunidades, para empezar desde ahí los trabajos de saneamiento social y de recuperación del imperio de la ley. Si no se atacan de raíz puntos como el control territorial por parte de las organizaciones criminales y el reclutamiento de jóvenes para ponerlos al servicio de dichas organizaciones muy poco se podrá lograr en definitiva. Los mismos jóvenes lo señalan: las políticas desenfocadas e interesadas como aquella tristemente célebre Mano Dura o como la fallida y perversa “tregua entre pandillas” no sólo no resuelven nada sino que dejan la problemática más contaminada y revuelta.

Es vital escuchar y atender a los jóvenes tanto en la explicación de sus inquietudes y ansiedades como en la exposición de la nueva creatividad que les caracteriza. Hay mucho desencanto y aun desesperación en el ámbito juvenil porque los problemas que se aglomeran sobre la juventud no reciben respuestas suficientes y eficientes de parte del sistema, que es el que debe tomar de veras bajo su responsabilidad toda esta problemática.

La inseguridad nos golpea a todos, y los jóvenes lo sienten aún más porque se hallan en la etapa de organizar sus vidas hacia adelante. Es entonces tarea clave de la sociedad entera el posibilitar que el vivir presente en función del vivir futuro se vaya limpiando de toda la mugre que hoy lo satura. Oigamos y alentemos la voz de los jóvenes, para que todo el ente social se vaya nutriendo con los mensajes renovadores de las generaciones sucesivas.
 

Tags:

  • jovenes
  • delincuencia
  • 3D
  • foro
  • mano dura
  • inseguridad

Lee también

Comentarios